Inacción municipal ante los problemas del derribo y construcción obispal en la parcela de BAM

Acabamos de conocer el nuevo informe del Área de Urbanismo del ayuntamiento de Bilbao al respecto del estudio de impacto acústico de las obras de demolición y construcción del Obispado de Bilbao en el solar de BAM. 

Recordemos que el Ayuntamiento exigió el estudio de impacto acústico con carácter previo a la concesión de la licencia de derribo, estudio que la constructora Murias presentó el 12 de noviembre. Desde entonces, además de las alegaciones al estudio presentadas desde la AMPA del CEIP Cervantes y la asociación Abando Habitable, la Subárea de Sanidad Ambiental e Higiene Urbana de Bilbao presentó su informe el 17 de diciembre, donde se limitaba a solicitar la presentación de un cronograma de las obras.

Con el último informe del Área de Urbanismo el ayuntamiento se reafirma en su decisión de no tomar medida alguna para defender la salud de la comunidad escolar durante el derribo, solicitando únicamente la presentación de un cronograma de las obras. Como ya dijimos en nuestras alegaciones al estudio de impacto acústico, los plazos indicados en el mismo eran erróneos y deben ser corregidos. Si no se tiene esto en cuenta el cronograma solicitado se convierte en un ejercicio inútil. 

Pero lo más preocupante, como explicamos más adelante, es que el ayuntamiento parece dar por bueno que durante las obras se vayan a incumplir los niveles de ruido establecido por la normativa. A continuación recogemos las consideraciones más relevantes que se extraen de este último informe:

  • Nada nuevo: El informe no aporta nada nuevo, se limita a confirmar la necesidad de aportar un cronograma de obras que ya solicitó la Subárea de Sanidad Ambiental. No valora la validez de las medidas correctoras propuestas por la constructora en el estudio de impacto acústico, simplemente las enuncia. Del mismo modo, en cuanto a las medidas contra el polvo, se remite a las medidas que ya recogía otro informe de la propia Subárea de Licencias de obras del 6 de octubre. 
  • No se valora el estudio de impacto acústico: se mencionan las preocupaciones presentadas por las familias de alumnos del Cervantes, pero no se valora desde la propia área de licencias los problemas que las obras pueden ocasionar. 
  • No se cumple la normativa de ruido: Recordemos que el estudio de impacto acústico solicitaba “la suspensión de forma temporal del cumplimiento de los objetivos de calidad acústica durante la realización de éstas” porque según el propio estudio se superaban los límites legales establecidos tanto para las viviendas como para el colegio. Los informes no dicen nada a este respecto.
  • No tiene en cuenta las alegaciones presentadas por AMPA Cervantes y la asociación vecinal Abando Habitable, que se presentaron el 22 de diciembre, 5 días después de que se publicara el informe del Subárea de salud ambiental. 
  • Prisas: el informe del Subárea de salud ambiental que solicitaba el cronograma se presentó el 17 de diciembre. Ese mismo día se publicó el informe de la Subárea de Licencia de obras pidiendo el cronograma solicitado. La prisa no es buena si no permite analizar los estudios e informes presentados en profundidad. La salud está en juego. Todo va deprisa si hay interés.

Desde la comunidad escolar estamos muy preocupados, tenemos razones para estarlo. A los informes precipitados y vacuos presentados desde las distintas áreas del Ayuntamiento, hay que añadir la poco alentadora respuesta del Alcalde Juan María Aburto, cuando hace poco se le preguntó por esta situación y sobre las medidas correctoras presentadas por la constructora, en la entrevista que concedió a Radio Bilbao (Cadena SER): “Hay colegios que están teniendo obras en su entorno y no está habiendo una gran dificultad, confiemos en que también en este caso se adopten las medidas correctoras para que la actividad educativa pueda realizarse de la mejor manera posible”. Todavía no sabemos a qué obras se refiere.

Minuto 24:41 https://youtu.be/PUlmXP50jbU?t=1481 )

Si desde el consistorio se da por buena la medida de parar las obras 10 minutos cada hora para posibilitar la ventilación, es que no han entendido cuál es una de las principales medidas para prevenir la propagación de la COVID-19: la renovación de aire constante en las aulas.

El estudio de impacto acústico demuestra que la obra es incompatible con la ventilación

Nota: al final de este artículo se incluyen todos los documentos referenciados.

En el barrio de Abando, Bilbao, el Obispado tiene previsto demoler el antiguo edificio de la escuela de magisterio BAM y construir su sede diocesana y la clínica Mutualia. Para conceder la licencia de derribo el Ayuntamiento de Bilbao solicitó inicialmente el preceptivo estudio de impacto acústico. 

Debido a las reclamaciones de las familias de la escuela pública CEIP Cervantes HLHI, y a su presencia en el Pleno Municipal de octubre, el ayuntamiento solicitó a la constructora que en el estudio de impacto acústico se tuvieran en cuenta las especiales condiciones sanitarias que afectan al Colegio Cervantes y que propusiera «medidas correctoras que permitan compatibilizar las obras de derribo con las necesidades de ventilación de las aulas”.

La empresa constructora, Construcciones Murias, presentó su estudio de impacto acústico que proponía como medida principal que “las tareas ruidosas cesarán a todas las horas en punto desde las 10:00 horas a las 16:00 horas (ambas incluidas), durante diez minutos, para que en dicho centro educativo sea posible realizar una correcta ventilación periódica de las aulas, evitando así unos niveles de ruido elevados en el interior del centro, así como la generación de polvo en el ambiente”. 

Además, solicita “la suspensión de forma temporal del cumplimiento de los objetivos de calidad acústica durante la realización de éstas” porque según el estudio se superan los límites legales establecidos tanto para las viviendas como para el colegio. En las conclusiones del estudio se dice que “las tres fases de la obra supondrán una generación de niveles de ruido que pueden superar los objetivos de calidad acústica indicados por el Decreto 213/2012 y los valores límite indicados por la Ordenanza Municipal, tanto a nivel de terreno como a nivel de fachada”.

El Subárea de Sanidad presentó su informe sobre el estudio de impacto acústico. En él se indica que “se estima oportuno solicitar a la empresa contratada la elaboración de un cronograma que prevea que las actuaciones de obra, con mayor emisión de polvo en suspensión y ruido se ejecuten, en la medida de lo posible, en horario no lectivo, coordinadas de manera conjunta, entre Dirección de Obra y la Dirección del Centro escolar”. 

La AMPA del CEIP Cervantes HLHI y la Asociación vecinal Abando Habitable consideran que las medidas propuestas por Construcciones Murias son insuficientes. Han presentado en sede municipal un listado de alegaciones que muestran las contradicciones con documentos antes presentados por la propia constructora y las incongruencias del estudio de impacto acústico presentado así como otras cuestiones que no han sido consideradas en el informe municipal. Ello debería obligar como mínimo a su reelaboración.

Ambas asociaciones también han solicitado un estudio sobre el polvo o partículas en suspensión que generarían las obras para conocer con exactitud las consecuencias de esta obra en la salud, ya que la petición del preceptivo estudio de impacto acústico solicitado no hace mención específica a este respecto. Piden que se considere la necesidad de ventilación en espacios cerrados, haya o no una pandemia, sobre todo en las aulas de la Escuela Cervantes donde los alumnos pasan la mayor parte del día.

Observaciones presentadas

Este es un resumen de las alegaciones presentadas. Puedes descargar el documento completo al final de este texto.

A. Contradicciones

En relación a la duración de las obras recogida en el estudio de impacto acústico, es incorrecto el cálculo de que la fase 1 de las obras, -donde se incluye la demolición de la BAM y la cimentación, excavación y estructura-  durará 12 meses, ya que, si se atienden a otros datos suministrados por la propia empresa constructora, tendrían una duración, como mínimo de 19 meses. En total, el informe habla de dos años y dos meses de duración de las tres fases de la obra y la información de la constructora lo amplía a tres años y cinco meses. Por lo tanto, tienen que recalcular los plazos y presentar nuevamente el estudio de impacto acústico contemplando estas modificaciones.

Comparativa de duración de obras según estudio de impacto acústico y según otros documentos presentados por la constructora y tiempos estimados. *Al no disponer de otros tiempos estimados alternativos a los del estudio de impacto acústico para las fases 2 y 3 hemos modificado los tiempos originales multiplicándolos por el mismo factor que la infraestimación de la fase 1: ~1,58, resultado de dividir 19 meses entre 12 meses.

El ejemplo de las obras del edificio de la Fiscalía, no lejos de allí y con el mismo tipo de suelo, arroja algo de luz sobre las estimaciones planteadas por Construcciones Murias. Solamente teniendo en cuenta las fases de derribo del edificio existente y la excavación supusieron 3 años y dos meses, cuando la duración estimada para TODA la obra según la licencia era de 36 meses. Según el estudio de impacto acústico de Murias la cimentación, excavación y estructura se harían en 9 meses (!) en una parcela 5 veces más grande. Creemos que esta es una infraestimación mayúscula: una obra 5 veces más pequeña, sin haberse construido la estructura bajo rasante, llevó ¡38 meses!

En el estudio también hay contradicciones en torno a cuestiones como el horario de trabajo o la maquinaria a utilizar y, por otra parte, las medidas correctoras que se plantean son irrealistas e insuficientes y no tienen en cuenta la necesidades de la comunidad escolar de la escuela Cervantes, de las familias y de los vecinos del barrio. Y no solo eso, sino que no hay compromiso de cumplirlas por parte de la empresa constructora.

B. Ventilación

No se está teniendo en cuenta que en el colegio Cervantes hay dos patios al aire libre en los que se realiza actividad docente en horario lectivo y en los que, al no tener ventanas, se sufriría más el impacto generado por las obras.

En el estudio tampoco se ha considerado que, debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid y a las recomendaciones del Ministerio de Salud y el Gobierno Vasco, el centro escolar se ha dotado de un plan de contingencia que obliga a tener las ventanas continuamente abiertas.

Su solución es cesar las tareas ruidosas durante diez minutos cada hora para tratar de compatibilizar las obras con la necesaria ventilación en las aulas, una medida insuficiente porque los expertos y los estudios científicos recomiendan una ventilación continua y mantener las ventanas abiertas todo el tiempo posible.

C. Ruido

En el informe no se alude al hecho de que las condiciones acústicas variarán a medida que cambie el tipo de roca y hay que tener en cuenta que el taladrado en la roca supondrá una de las fases más ruidosas de la obra pero ni se menciona.

Tampoco se calcula en el estudio el impacto que tendrá el tráfico de camiones para retirar el material excavado y tampoco se contemplan los objetivos de calidad acústica en interiores.

También consideramos irreal la posibilidad de utilizar la medida del apantallamiento para máquinas de grandes dimensiones con objeto de reducir el ruido.

Documentos

Demoler es incompatible con ventilar

Por la defensa de la salud de los niños y vecindario

En octubre el gobierno municipal de Bilbao votó en el pleno contra la propuesta de la AMPA Cervantes que proponía posponer las obras de demolición que el Obispado quiere realizar frente a nuestra escuela. Consideramos que dada la actual situación de emergencia sanitaria, el ruido y polvo del derribo harían imposible la correcta ventilación de las aulas y, por tanto, aumentaría el riesgo de contagio de COVID-19.

Dos días antes del pleno, gracias a las alegaciones de las familias del Cervantes, el ayuntamiento requirió a la constructora Murias-Urbas que el preceptivo estudio de impacto acústico incluyera medidas correctoras para compatibilizar el derribo con la obligada ventilación durante la pandemia. Sin embargo, creemos que no es posible corregir con medidas paliativas el impacto de la demolición en unas aulas con las ventanas necesariamente abiertas a 12 metros de las obras. La única solución posible es exigir que las obras no coincidan con el curso escolar. 

A dos manzanas de allí, el conflicto por las interminables obras del edificio de la Fiscalía nos adelanta un futuro que queremos evitar. Los vecinos han emprendido acciones legales por la inacción municipal ante la superación de los niveles de ruido permitidos, en una excavación que ha durado 3 años. Tras la demolición, el obispado pretende realizar una excavación igual, y su parcela es 5 veces la de la Fiscalía en el mismo tipo de terreno rocoso.

El concejal de urbanismo, Asier Abaunza, usó como excusa que se han realizado muchas obras en colegios o cerca de ellos ¡obvio! El único ejemplo que puso de obras ejecutadas durante la emergencia sanitaria fue el del colegio Alemán, cuyas obras empezaron antes de la pandemia y que en ningún caso entorpecen la correcta ventilación. 

El Ayuntamiento y el Gobierno Vasco pueden hacer mucho más si verdaderamente les preocupa la salud de la comunidad escolar y el vecindario. Mientras tanto, el silencio de los implicados en esta operación inmobiliaria, Obispado, Murias-Urbas y Mutualia, es atronador.


Este texto apareció en la sección de cartas de El Correo el 2 de diciembre de 2020.

Seguimos reclamando que velen por la salud, escribe a los responsables

El pasado jueves 29 de octubre de 2020 en el Turno Popular del Pleno Municipal del Ayuntamiento de Bilbao, la AMPA de Cervantes presentó su proposición de posponer la concesión de la licencia de derribo o de poposner el inicio de las obras. Lamentablemente, desestimaron la propuesta. Podéis ver la intervención completa en el Pleno.

Queremos trasladaros algo importante para pediros de nuevo vuestra ayuda:

Los e-mails enviados desde el vecindario y familias del Cervantes han hecho presión, y hemos conseguido que soliciten a la constructora Murias-Urbas que el estudio de impacto acústico de las obras tenga en cuenta las necesidades de ventilación durante la pandemia. Tienen 1 mes de plazo para presentar este estudio. En el expediente solamente constan las reclamaciones hechas por registro. Todo lo que se hace por e-mail sigue siendo importante, pero no tienen obligación de contestar ni consta en el expediente.

Esto se indica sobre el polvo en el informe del 26 de octubre de 2020.

Tenemos que reclamar oficialmente dos cosas:

  • Que realicen un estudio sobre el polvo o partículas en suspensión que generarían las obras.
  • Exigir también el mismo estudio acústico en relación a la ventilación de las aulas antes de la aprobación de la licencia de construcción que están a punto de concederles y que incluye la excavación y la edificación del edificio obispal-clínica.

¡Nuestras reclamaciones son muy útiles! Muestra nuestra preocupación al Ayuntamiento y les obligan a respondernos. Y eso es importante.

Es necesario que hagamos entre todos presión rellenando el formulario del Ayuntamiento de Bilbao. ¡Así que adelante! Pincha en el siguiente enlace y accede sin identificación:

Os facilitamos una carta tipo que podéis copiar y modificar como queráis para rellenarlo (se trata de una adaptación de la carta publicada por la AMPA Cervantes IGE):

Como vecina, estoy muy preocupada por el derribo del edificio, excavación y construcción de la parcela BAM sita en las calles Lersundi, Heros y Barrainkua ( Expediente de demolición 2019-038154).

El impacto de las obras va a ser muy alto. EL RUIDO y POLVO que generarían las obras, haría IMPOSIBLE una correcta ventilación de las viviendas, algo tan necesario en la actual pandemia para dificultar el contagio de la COVID-19.

Solicito que se realice un estudio sobre el polvo o partículas en suspensión que generarían las obras para conocer con exactitud las consecuencias de esta monstruosa obra para nuestra salud. La petición del preceptivo estudio de impacto acústico solicitado no hace mención específica a este respecto. En el informe del 6-10-2020 solamente se dice al respecto que “la demolición, molienda y corte de materiales se realizará en húmedo”. Creemos que debe tener en cuenta las partículas en suspensión. Tiene que ser un deber previo y no esperar a que se conceda la licencia de derribo, porque ya sería demasiado tarde.

Exijo también el mismo estudio acústico antes de la aprobación de la licencia de construcción que están a punto de concederles y que incluye la excavación y la edificación del edificio obispal-clínica (Expediente de licencia de construcción 2019-042280).

Como vecina de este municipio y del barrio de Abando que va a ser afectada por la realización de estas obras, que además van a durar varios años, exijo que se tomen todas las medidas necesarias para minimizar el impacto en todos los aspectos, en caso contrario nos veremos obligados a tomar todas las medidas necesarias para preservar nuestra integridad física y mental.

Espero una respuesta clara.

Un saludo y gracias

Bilbao, de de 2020

Este martes ven al taller infantil de máscaras de gas en escuela Cervantes

En el Turno Popular del pleno del pleno municipal de Bilbao celebrado el jueves 29 de octubre de 2020, el Ayuntamiento desestimó la proposición de posponer la concesión de la licencia de derribo de la parcela de magisterio frente a la Eskola presentada por la AMPA.

El Ayuntamiento no defiende la salud de nuestros hijos, ¡defendámosla nosotros!

El martes 1 de diciembre de 2020 a las 16.45h os invitamos a participar en la primera “extraescolar” de este curso. Un taller infantil al aire libre, en el que realizaremos “Máscaras de Gas”, que nos servirán para protegernos contra el derribo.

Además, será una buena manera de reclamar el uso del espacio municipal público para el disfrute de nuestros hijos. Ya que el Ayuntamiento a día de hoy todavía no ha movido un dedo.

¡Si nos cierran los patios escolares, que nos abran las calles!

Con esta acción nos unimos también a la movilización descentralizada de “Hezkuntza plazara” en la que personas de distintas comunidades educativas se van a reunir por toda Euskal Herria, para compartir su/nuestra preocupación y evidenciar la situación de emergencia que vivimos en el ámbito educativo en el contexto del COVID-19. Sus y nuestras solicitudes son las siguientes:

  • Reconocimiento del trabajo que está realizando la comunidad educativa.
  • Denunciar la dejadez de la Administración.
  • La centralidad de la comunidad educativa.
  • Llamamiento a la sociedad y a la comunidad educativa.

Hezkuntza PlazaraINFO

Para mantener distancias nos juntaremos por grupos de máximo 6 personas en las zonas marcadas con tiza en el suelo de la calle Lersundi frente a la Eskola. La AMPA facilitará algunos materiales.

Necesitamos que traigáis alguno de estos materiales:

  • Cartón y/o garrafa de plástico.
  • Botellas de agua.
  • Si se os ocurre algún otro material, bienvenido sea.

Este post fue originalmente publicado en la web de AMPA Cervantes IGE Bilbao igecervantes.org.

Marcha contra el derribo del edificio de BAM (antiguo colegio de las Carmelitas)

Vídeo de la marcha del 20 de octubre 2020: No al derribo.

El próximo martes 20 de octubre de 2020 a las 16:45h tendrá lugar una marcha para exigir a los responsables de la operación especulativa – Obispado, Ayuntamiento, Murias y Mutualia – que paren el derribo del edificio del BAM.

A la reivindicación de la parcela del BAM como última posibilidad de un parque de proximidad para el barrio, se suma el riesgo que, para la salud de los vecinos y de los niñ@s del Colegio Cervantes, puede derivarse del derribo en el actual contexto de alarma sanitaria originado por el Covid-19. Una demolición frente a la escuela impediría el correcto ventilar de las aulas con el consiguiente peligro de contagio.

La marcha comenzará en la esquina de la calle Lersundi con Heros y transcurrirá a lo largo de esta última hasta la sede que Mutualia tiene en la calle Henao.

Ahora más que nunca, ante la inminencia del comienzo de las obras del derribo, necesitamos la participación de tod@s.

Os esperamos.

Ante el derribo de BAM a la opinión pública de Bilbao

A la izquierda el edificio actual de BAM que va a ser demolido.

A la opinión pública de Bilbao y al Ayuntamiento de Bilbao.

Los dirigentes del Obispado de la Iglesia católica de Bizkaia se dan prisa y en Agosto en plenas “no fiestas” de Bilbao se llevaron las dos palmeras del edificio del BAM y con ello el canto de los pájaros y un poco del oxígeno que tanto necesitamos. 

Ahora se proponen destruir un edificio recientemente remodelado y en perfectas condiciones. La finalidad, la concentración e intensificación de todos los servicios de la Iglesia católica en un edificio único. Una decisión tomada antes de la pandemia. No parece aconsejable tal concentración e intensificación.

La operación de la constructora Murias y el Obispado se sustenta en el apoyo de Mutualia que aparece como compradora de parte del edificio y beneficiaria finalista de la operación. Pero tal y como nos comunicó Mutualia a los representantes de la Asociación Abando Habitable no han firmado compromiso alguno. Por lo tanto la operación urbanística carece de viabilidad económica confirmada y sostenible a día de hoy.

El derribo inmediato del edificio persigue la política de los hechos consumados. Solicitamos a las autoridades de la villa y todas las personas de buena voluntad de Bilbao y Abando que frenen la operación especulativa que tanto perjuicio generará a la mayoría de la población de Abando. Dadas las circunstancias actuales de la pandemia, con la necesidad de ventilación de los espacios escolares, la demolición del edificio de BAM y la posterior excavación harían imposible que las aulas tuvieran las ventanas abiertas para una correcta ventilación. 

Asimismo solicitamos que el único espacio libre que nos queda se transforme en parque de proximidad en favor de las niñas y niños del Colegio Cervantes y de las personas mayores que habitamos en Abando.

Asociación Abando habitable

Bilbao, a 14 de septiembre de 2020.

Edificio de BAM a la izquierda con las palmeras, al fondo el colegio púlbico Cervantes.

Más información sobre esta operación urbanística en nuestra web abandohabitable.org.

BAM eraikina eraistearen aurrean

Bilboko iritzi publikoari eta Bilboko Udalari.

Bizkaiko Eliza Katolikoaren Gotzaindegiko agintariak presaka dabiltza, eta abuztuan Bilboko aste nagusiko egunean BAM eraikineko bi palmondoak eraman zituzten, eta horrekin batera, txorien kantua eta hainbeste behar dugun oxigeno pixka bat ere.

Orain, duela gutxi birmoldatutako eta egoera ezin hobean dagoen eraikin bat suntsitzea proposatzen dute. Helburua, Eliza Katolikoaren zerbitzu guztiak eraikin bakar batean kontzentratzea. Pandemiaren aurretik hartutako erabakia da BAM eraikina apurtzea. Ez dirudi gomendagarria zerbitzuen kontzentrazio eta intentsifikazio hori.

Murias eraikuntza-enpresaren eta Gotzaindegiaren eragiketa Mutualiaren laguntzan oinarritzen da, eraikinaren zati baten erosle eta eragiketaren onuradun finalista gisa agertzen baita. Baina Mutualiak Abando Habitable Elkarteko ordezkariei jakinarazi zigunez, ez dute konpromisorik sinatu. Beraz, hirigintza-eragiketak gaur egun ez du bideragarritasun ekonomiko baieztatu eta iraunkorrik.

Eraikina berehala eraisteak gertaeren politika bilatzen du. Hiribilduko agintariei eta Bilboko eta Abandoko borondate oneko pertsona guztiei eskatzen diegu geldiaraz dezatela Abandoko biztanle gehienei hainbeste kalte eragingo dien espekulazio-operazioa. Pandemiaren egungo egoera dela eta, eskolako espazioak aireztatu behar dira. Baina BAM eraikina eraisten duten bitartean eta ondorengo indusketak eginez, ezinezkoa izango litzateke ikasgeletan leihoak irekita egotea aireztapen egokia egiteko.

Era berean, geratzen zaigun espazio libre bakarra Cervantes Ikastetxeko haurren eta Abandon bizi garen adineko pertsonen aldeko hurbileko parke bihurtzea eskatzen dugu.

Abando Bizigarri Elkartea

Bilbao, 2020ko irailaren 14a.