El Ayuntamiento de Bilbao «deja de lado» las alegaciones de los vecinos de Abando al derribo de la BAM y el proyecto del Obispado

La AMPA del Colegio Cervantes y la asociación vecinal Abando Habitable queremos denunciar que el Ayuntamiento de Bilbao está dejando de lado las múltiples alegaciones presentadas al proyecto de demolición de la Escuela de Magisterio (BAM) y al de construcción en esa parcela de una sede de la Diócesis de Bilbao y una clínica de Mutualia.

En primer plano el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo el colegio público Cervantes.
En primer plano, el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo, el colegio público Cervantes.

Por ahora, no hemos recibido contestación de ningún área municipal a nuestras observaciones y ni siquiera han sido consideradas en el último informe de la subárea de Medio Ambiente municipal. En ese informe, del 12 de febrero, se analiza el último estudio de impacto acústico presentado a finales de enero por la empresa constructora Murias, encargada de la demolición de la BAM, pero no se tienen en cuenta ninguna de las múltiples alegaciones presentadas por Abando Habitable y AMPA Cervantes.

Ese nuevo estudio de impacto acústico supone más de lo mismo, ya que no da solución a los problemas que acarrearían al vecindario de Abando y a la comunidad escolar del Colegio Cervantes las obras de derribo de la BAM y la posterior construcción del edificio de la Diócesis y de Mutualia. Para mayor gravedad, el informe sigue plagado de errores e incoherencias.

Desde diciembre hemos presentado diversas alegaciones. En la primera de ellas solicitamos el aplazamiento de las obras durante la pandemia, dada la afección para la salud de los escolares del colegio situado junto a la BAM, ya que no se podría ventilar adecuadamente las aulas, como aconseja la situación sanitaria por la COVID-19.

Posteriormente, también registramos por parte de Abando Habitable y la AMPA una serie de alegaciones al estudio de impacto acústico, porque consideramos insuficientes las medidas correctoras introducidas en el mismo.

En enero de este mismo año realizamos unas nuevas consideraciones al el estudio acústico, teniendo en cuenta la posible afección en las viviendas colindantes a la obra. Además, también se han presentado alegaciones al estudio de impacto acústico sobre el riesgo epidemiológico que supondrían las obras.

Ante esta actitud reprobable por parte del Consistorio y, una vez conocido el último estudio de impacto acústico y el informe municipal, hemos vuelto a remitir al ayuntamiento toda esta documentación para que se tenga en cuenta. La salud de la comunidad escolar y el vecindario está en juego en estos difíciles tiempos de emergencia sanitaria debida a la pandemia de la COVID-19.

No nos parece de recibo que el ayuntamiento esté prestando exclusiva atención a la documentación presentada por la empresa constructora y se deje completamente de lado lo presentado por el vecindario afectado.

Alegaciones presentadas sin respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.