¿Qué hace la concejalía de Salud para defender la salud? (además de conceder entrevistas)

El pasado 26 de febrero presentamos por registro municipal el siguiente escrito dirigido a las áreas y subáreas de de Salud y Consumo, Medio Ambiente y Licencias en los expedientes de demolición 2019-038154, construcción 2019-042280 y en el expediente de Medio Ambiente 2019-039223, relativos a la solicitud de licencia de obras para la
demolición y construcción del edificio sito en Barrainkua nº2 y la construcción del proyecto obispal.

Expone:
En el periódico municipal BILBAO de diciembre de 2020, se publicó una entrevista a la Concejala de Salud y Consumo en el Ayuntamiento de Bilbao, Yolanda Díez, y a la pregunta de cómo van a contribuir para hacer frente a los efectos de la Covid-19, contestó: «Desde el Área de Salud y Consumo vamos a seguir con las labores de prevención y promoción de la salud pública» y «pondremos el foco en los barrios pero sobre todo en sus vecinas y vecinos? y es que la salud no es solamente ausencia de enfermedad. La salud la determina el lugar donde vivimos, las condiciones en las que vivimos y la manera de proyectar políticas donde vivimos» y también hay en marcha el primer Plan Municipal de Salud, «para conocer las necesidades de sus vecinos e identificar los agentes comunitarios que componen el barrio; colegios, centros de salud? y así conocer la situación de salud de la ciudad y sus determinantes».

Por otro lado, hemos tenido conocimiento del último informe de Medio Ambiente relativo al estudio de impacto acústico presentado por Murias en enero de 2021.

  • En el estudio de impacto acústico, siguen sin concretar el ruido que van a generar con las nuevas medidas correctoras y si éstas alargarán la duración de la obra, al limitar los tiempos de utilización de la maquinaria.
  • Siguen manteniendo los 10 minutos de ventilación cada hora en horario escolar, cuando la recomendación actual es mantener una ventilación continua con las ventanas abiertas durante todo el período lectivo.
  • Reconocen que no se cumplirán los objetivos de calidad acústica. ¿Cuál sería el hipotético límite que habría que soportar?
  • Y en el plan de vigilancia ambiental no especifican cuáles serían los límites.

En las conclusiones del informe de Medio Ambiente no han tenido en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas por la Asociación vecinal por un Abando habitable y AMPA Cervantes IGE Bilbao.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, no entendemos que la Concejala de Salud y Consumo hable de la promoción y prevención de la salud pública en los barrios y no se tenga en cuenta la solicitud de aplazamiento de derribo presentada en diciembre, debido al estado actual de la COVID-19.

Parece que la respuesta dada por la Concejala, no fue más que una labor de imagen y de quedar bien cara a la galería, sin ninguna intención de aplicar lo que se
estaba especificando en la entrevista.

Estamos hartos de que los políticos de este Consistorio digan palabras bonitas, pero cuando hay que tomar decisiones importantes miren para otro lado, como si no fuera a pasar nada.

No entendemos tampoco el informe de Medio Ambiente, tan superficial, sin valorar aspectos relevantes para el vecindario y escolares como el ruido, aumento de tráfico, contaminación acústica y ambiental? o que en el cronograma presentado por la constructora solamente aparezcan 3 de los 4 sótanos planeados.

Por lo tanto, volvemos a solicitar el aplazamiento de la licencia de derribo y construcción, en tanto no desaparezcan las circunstancias determinantes (COVID-19), y una valoración del estudio de impacto acústico y medio ambiental en profundidad, teniendo en cuenta la duración real de la obra y el ruido que tendrían que soportar el vecindario y los escolares, así como la contaminación ambiental que se produciría tanto en la demolición como en la construcción del nuevo edificio.

Esperando una respuesta clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.