Inacción municipal ante los problemas del derribo y construcción obispal en la parcela de BAM

Acabamos de conocer el nuevo informe del Área de Urbanismo del ayuntamiento de Bilbao al respecto del estudio de impacto acústico de las obras de demolición y construcción del Obispado de Bilbao en el solar de BAM. 

Recordemos que el Ayuntamiento exigió el estudio de impacto acústico con carácter previo a la concesión de la licencia de derribo, estudio que la constructora Murias presentó el 12 de noviembre. Desde entonces, además de las alegaciones al estudio presentadas desde la AMPA del CEIP Cervantes y la asociación Abando Habitable, la Subárea de Sanidad Ambiental e Higiene Urbana de Bilbao presentó su informe el 17 de diciembre, donde se limitaba a solicitar la presentación de un cronograma de las obras.

Con el último informe del Área de Urbanismo el ayuntamiento se reafirma en su decisión de no tomar medida alguna para defender la salud de la comunidad escolar durante el derribo, solicitando únicamente la presentación de un cronograma de las obras. Como ya dijimos en nuestras alegaciones al estudio de impacto acústico, los plazos indicados en el mismo eran erróneos y deben ser corregidos. Si no se tiene esto en cuenta el cronograma solicitado se convierte en un ejercicio inútil. 

Pero lo más preocupante, como explicamos más adelante, es que el ayuntamiento parece dar por bueno que durante las obras se vayan a incumplir los niveles de ruido establecido por la normativa. A continuación recogemos las consideraciones más relevantes que se extraen de este último informe:

  • Nada nuevo: El informe no aporta nada nuevo, se limita a confirmar la necesidad de aportar un cronograma de obras que ya solicitó la Subárea de Sanidad Ambiental. No valora la validez de las medidas correctoras propuestas por la constructora en el estudio de impacto acústico, simplemente las enuncia. Del mismo modo, en cuanto a las medidas contra el polvo, se remite a las medidas que ya recogía otro informe de la propia Subárea de Licencias de obras del 6 de octubre. 
  • No se valora el estudio de impacto acústico: se mencionan las preocupaciones presentadas por las familias de alumnos del Cervantes, pero no se valora desde la propia área de licencias los problemas que las obras pueden ocasionar. 
  • No se cumple la normativa de ruido: Recordemos que el estudio de impacto acústico solicitaba “la suspensión de forma temporal del cumplimiento de los objetivos de calidad acústica durante la realización de éstas” porque según el propio estudio se superaban los límites legales establecidos tanto para las viviendas como para el colegio. Los informes no dicen nada a este respecto.
  • No tiene en cuenta las alegaciones presentadas por AMPA Cervantes y la asociación vecinal Abando Habitable, que se presentaron el 22 de diciembre, 5 días después de que se publicara el informe del Subárea de salud ambiental. 
  • Prisas: el informe del Subárea de salud ambiental que solicitaba el cronograma se presentó el 17 de diciembre. Ese mismo día se publicó el informe de la Subárea de Licencia de obras pidiendo el cronograma solicitado. La prisa no es buena si no permite analizar los estudios e informes presentados en profundidad. La salud está en juego. Todo va deprisa si hay interés.

Desde la comunidad escolar estamos muy preocupados, tenemos razones para estarlo. A los informes precipitados y vacuos presentados desde las distintas áreas del Ayuntamiento, hay que añadir la poco alentadora respuesta del Alcalde Juan María Aburto, cuando hace poco se le preguntó por esta situación y sobre las medidas correctoras presentadas por la constructora, en la entrevista que concedió a Radio Bilbao (Cadena SER): “Hay colegios que están teniendo obras en su entorno y no está habiendo una gran dificultad, confiemos en que también en este caso se adopten las medidas correctoras para que la actividad educativa pueda realizarse de la mejor manera posible”. Todavía no sabemos a qué obras se refiere.

Minuto 24:41 https://youtu.be/PUlmXP50jbU?t=1481 )

Si desde el consistorio se da por buena la medida de parar las obras 10 minutos cada hora para posibilitar la ventilación, es que no han entendido cuál es una de las principales medidas para prevenir la propagación de la COVID-19: la renovación de aire constante en las aulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.