Recurso contra la licencia de derribo

ABANDO HABITABLE Y AMPA CERVANTES PRESENTAN RECURSO CONTRA LA LICENCIA DE DERRIBO

Descarga la nota de prensa completa.

Actualización: acércate a la Revuelta Escolar hoy a las 16:30h en el Cervantes. Lersundi 10.

Dentro de la estrategia general de paralización del proyecto Obispado-Murias-Mutualia que tiene la asociación Abando Habitable, la paralización del derribo ha sido y sigue siendo una de nuestras prioridades de actuación. En este sentido, a finales de la semana pasada presentamos, junto con la AMPA del Colegio Cervantes, un recurso en vía administrativa contra la Licencia de las obras de derribo del edificio BAM que concedió con fecha 29 de marzo de 2021 el Ayto de Bilbao a la constructora Murias, S.A.

La preocupación de AH es máxima. A pesar de todos los esfuerzos que hemos realizado, alegaciones incluidas, a lo largo de todo el proceso administrativo de concesión de la licencia de derribo, el Ayuntamiento se ratifica en su posición no sólo de permitir el derribo, sino de hacerlo en unas condiciones a todas luces insuficientes para garantizar tanto el normal desarrollo del centro escolar y de la Haurreskola de Cervantes, como la vida del resto de vecinos del barrio de Abando.

Fundamentalmente, el recurso presentado se centra en la falta de medidas que aborden adecuadamente los problemas de ruido y el polvo generados con las obras de derribo. Concretamente, se subraya la insuficiencia de las paradas de 10 minutos para compatibilizar las obras con las necesidades de ventilación de la Haurreskola y el Colegio Cervantes en tiempos de pandemia. La comunidad científica lo deja claro: los estudios realizados demuestran que ventilar 10 minutos/hora es insuficiente, siendo la ventilación constante, junto con el adecuado uso de la mascarilla, una de las medidas más efectivas, sencillas y útiles a la hora de reducir el riesgo de contagio de COVID-19 en los espacios cerrados. Así de rotundos se expresaban una serie de científicos en la carta de apoyo a la AMPA de Cervantes que publicaron en el mes de abril.

En cuanto a la problemática de las partículas en suspensión, cabe subrayar que las obras de construcción producen emisiones a la atmósfera de contaminantes que pueden afectar a la salud de las personas expuestas, siendo dicha exposición más peligrosa en el caso de las niñas, niños y ancianos, aumentando el riesgo cuando se pasan muchas horas en este tipo de ambiente. A pesar de ello, y de que el propio Estudio de Impacto Acústico presentado por la Constructora Murias, S.A. reconoce la generación del polvo, el informe del Área de Salud del Ayuntamiento se limita a establecer la recomendación genérica de realizar una vigilancia ambiental en materia de partículas en suspensión en el entorno del colegio. Una recomendación que no se ha concretado en ningún tipo de medida en la concesión de la licencia. Únicamente se prevé la instalación de una malla de plástico que no servirá de barrera protectora, no al menos completamente, ya que sólo se prevén andamios para las fachadas norte y sur del edificio, quedando libre la fachada del este, la que da a la calle Heros.   

Puedes descarga y leer el recurso completo en este documento.

A continuación os facilitamos el comunicado que en relación al recurso ha publicadola AMPA de Cervantes con el recurso completo.

Concentración: No al derribo, sí a ventilar

En defensa de la salud y en contra del pelotazo.

Ventilar 10 minutos no es suficiente.

🏦 Frente a la sede de Mutualia, esquina Henao con Heros. Bilbao
🗓 Miércoles 14 abril 2021
🕐 13:15h a 14:15h

Actualización del 14 abril 2021: AMPA Cervantes y Abando Habitable van a presentar sendos recursos de reposición en contra de la aprobación de la licencia de derribo en los próximos días.

Cobertura en medios:

En TeleBilbao.

A pesar de las múltiples contradicciones en los documentos presentados por la constructora y el peligro que supone en plena pandemia para la salud del vecindario y comunidad escolar del CEIP Cervntes el Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado la licencia de derribo del edificio de la exuniversidad de BAM.

Tienen previsto comenzar las obras en verano, para en teoría no coincidir con el periodo lectivo, aunque, como se ha expuesto múltiples ocasiones: las obras durarán seguramente más de lo que se dice (su propio Estudio de seguridad y salud dice que durarán 4 meses) y que la actividad de la Haurreskola (guardería) no termina hasta finales de julio.

Actualización del 14 abril 2021: AMPA Cervantes y Abando Habitable van a presentar sendos recursos de reposición en contra de la aprobación de la licencia de derribo en los próximos días.

Ventilar 10 minutos es insuficiente

El ruido y polvo de las obras harán imposible mantener las ventanas abiertas de manera continua para ventilar convenientemente. La ventilación durante solo 10 minutos cada hora como propone la empresa constructora y ha sido validado por los técnicos y gobierno municipal es INSUFICIENTE para renovar el aire dentro de un aula.

El cierre de ventanas durante cincuenta minutos supone que la probabilidad de contagio se multiplique por tres o por cuatro al alcanzar niveles de CO2 de entre 1.500/2.000 ppm (en función del número de alumnos y actividad a realizar). Miembros destacados de la comunidad científica apoyaron reciente a la AMPA Cervantes en su denuncia de que ventilar 10 minutos cada hora es insuficiente.

La Administración siguen sin entender que la principal vía de contagio de una enfermedad respiratoria como la COVID-19 es la aérea. Una incorrecta ventilación y alcanzar dichos niveles de CO2 supone multiplicar el porcentaje de aire respirado previamente por otras personas.

Algunas muestras de apoyo de la comunidad científica:

Responsables políticos

Desde la Asociación Abando Habitable tenemos claro que es el Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao, formado por PNV y PSE, y más concretamente, Juan Mari Aburto (Alcalde), Alfonso Gil (Teniente Alcalde), Asier Abaunza (Concejal de Planificación Urbana y de Obras), Koldo Narbaiza (Concejal de Educación y presidente del Consejo de distrito de Abando), Yolanda Díez (Concejala de Salud) y Álvaro Pérez (Concejal de Medio Ambiente), quienes van a permitir el derribo de la antigua sede BAM en Abando en la actual situación de pandemia.

Más aún, sin el cambio de uso que aprobó el consistorio para la parcela, permitiendo además del educativo, otros usos terciarios, la operación Obispado-Murias-Mutualia no sería posible. Predica una ciudad verde, pero con su actuación Abando pierde su última oportunidad de crear un parque de proximidad que el nuevo PGOU establece como necesario para el barrio.

La recalificación del PGOU ha sido recurrida al Tribunal Supremo por Ekologistak Martxan.

Cómplices necesarios

Pero no nos engañemos, este pelotazo requiere de otros actores necesarios, sin cuya participación, la operación no podría salir adelante. Junto con el Obispado, propietario de la parcela, y Murias-Urbas, constructora encargada del proyecto, la mutua Mutualia es cómplice imprescindible en esta operación especulativa y totalmente desproporcionada para un entorno saturado de ladrillo.

Es Mutualia quien va a ocupar la mitad del edificio proyectado con una nueva clínica, sin importarle el impacto que el mismo va a tener en el barrio de Abando, en sus vecinos y especialmente, en el Colegio Cervantes y sus alumnos en el actual contexto de alarma sanitaria originado por el COVID-19. Una demolición frente a la escuela impediría el correcto ventilar de las aulas con el consiguiente peligro de contagio.

Concentración miércoles 14 de abril a las 13:15h

Por todo ello, tras la marcha que celebramos en octubre pasado contra el derribo y que acababa frente a las oficinas de Mutualia, convocamos nuevamente a la ciudadanía a una concentración frente a dichas oficinas, esquina Henao con Heros, que tendrá lugar el miércoles 14 de abril, de 13:15 a 14:15h.

Queremos denunciar alto y claro el papel protagonista que Mutualia tiene en el proyecto y consecuente derribo. No vale echar más balones fuera, como ha hecho hasta ahora, escudándose en el resto de actores. Mutualia puede y debe replantearse si quiere ser parte de este pelotazo.

La manzana 31

Hace más de un siglo, los gestores de la planificación urbana de Bilbao proyectaron este plano enumerando las manzanas del Ensanche, que en su mayor parte estaba aún sin edificar.

Plano del Ensanche de Bilbao de 1924. Hemos indicado en verde la ubicación de la parcela de la antigua universidad de magisterio BAM, sin construir.

Casi cien años después, todas las manzanas que aparecen en este plano están ocupadas por edificios. En ese tiempo de acelerado crecimiento, los gestores municipales no se preguntaron por la necesidad de alternar el cemento con espacios verdes. Hasta hace relativamente pocos años no se hablaba de contaminación, de ciudades amables y de otras muchas consideraciones que hoy sí se tienen en cuenta en todos los países con cierto nivel de bienestar y cultura.

Entre las manzanas 20-21-22-24-25-26-29-30-31-32-35-36-37-38-45 no hay más que un espacio triangular, la Plaza de Jado (bajo la palabra «Colón» en el mapa), que contiene árboles para absorber la contaminación, un lugar para que las niñas y niños puedan jugar y bancos para que la vecindad pueda disfrutar y descansar al aire libre

Actualmente sólo hay una pequeña parcela sin construir (marcada en color verde en este plano). Se trata del patio de recreo de la antigua Escuela de Magisterio BAM, perteneciente a la Diócesis de Bilbao. Casualmente, ese espacio libre de edificaciones se encuentra frente al único Colegio Público del barrio de Abando que, por cierto, tiene unos espacios de recreo muy reducidos.

No hace falta que les expliquemos lo que está proyectado para ocupar esa parcela. Si el proyecto se ejecuta, ese pequeño espacio dentro de la antigua manzana 31 dejará de ser la última oportunidad de disfrutar de un parque de proximidad para el entorno vecinal y para las niñas y niños del Colegio Cervantes.

Estamos en un momento difícil de la Historia de la Humanidad. Esta pandemia está dañando en todos los frentes. Por favor, saquemos conclusiones inteligentes y con proyección de futuro. No pensemos solamente en los costes económicos, pensemos en algo más importante: Ayudar a salvaguardar la salud y el bienestar de la vecindad, una ciudadanía que ha depositado su confianza y sus impuestos en gestores que deben velar por el bien común.

Llevamos ya tres años pidiendo por todos los medios y a todos los estamentos gubernamentales, que se replanteen revertir los planes que, desafortunadamente, han devenido en la peor solución posible para ese trocito de verde. El trato que hemos recibido ha transitado entre el ninguneo y la negación de toda posibilidad de cambio de planes, incluyendo la falta de consideración sobre la salud del alumnado del Colegio vecino.

Ustedes firmaron en junio de 2018 un documento que decía: “Estamos ante un nuevo contexto de movilidad urbana donde el coche no tiene preferencia; cambio que abre un gran abanico de nuevas posibilidades de convivencia y disfrute y el descubrimiento de nuevos espacios y la posibilidad de interactuar entre la ciudadanía…”. Mientras decían esto, cambiaron la calificación del único terreno libre de Abando y están dispuestos a dar luz verde a la construcción de una Clínica que implica tráfico de ambulancias, visitas, etc. Y ello, en medio de tres de las calles más estrechas de la zona. Hay que leer el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y actuar en consecuencia. No vendamos una ciudad amable y atractiva sólo para que venga el turismo o el Tour de 2023.

Recuerden que la alcaldesa Careaga quiso derribar la Alhóndiga para construir casas. Gracias a la insistencia de la ciudadanía, hoy tenemos Azkuna Zentroa. Al igual que sucedió entonces, ahora se nos presenta la oportunidad de dejar a las siguientes generaciones una pequeña zona verde que ayude a combatir la contaminación, mejore el bienestar emocional y físico y la conciencia medioambiental de la ciudadanía. Todavía están a tiempo de revertir las cosas. Cualquier excusa es menos importante que el bien común.

Ekologistak Martxan recurre al Supremo la sentencia del TSJPV sobre la parcela de BAM

Propuesta de espacio verde de proximidad en el actual patio de la universidad BAM.

La asociación Ekologistak Martxan, con el apoyo de la plataforma vecinal Abando Habitable, ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia del TSJPV que daba por bueno el proyecto urbanístico aprobado por el gobierno municipal de Bilbao (PNV-PSE) para la parcela de la escuela universitaria de Magisterio BAM.

La sentencia desestima nuestra demanda contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Bilbao, que permite el desarrollo del proyecto del Obispado de Bilbao, en el que se contempla derribar el edificio de la antigua Escuela de Magisterio (BAM) y levantar en ese terreno un edificio del Obispado y una Clínica de Mutualia.

En nuestra demandaba denunciábamos la ilegalidad de la modificación del uso del suelo de la parcela que posibilita este proyecto inmobiliario especulativo. La recalificación aprobada por el Ayuntamiento de Bilbao eliminó el uso exclusivo docente que tenía hasta la fecha la parcela, permitiendo al Obispado de Bilbao, propietario de la parcela, construir un edificio de otros usos equipamentales diferentes al educativo.

En nuestra opinión, esa sentencia pasa por alto la arbitrariedad y falta de motivación en la modificación del PGOU respecto a los usos de esa parcela, y la falta de compensación por parte del propietario de la parcela al Ayuntamiento. Esa compensación obliga, de acuerdo a la ley, a reservar para zonas verdes y espacios libres el 6% de la superficie total cuando se construye en suelo urbano.

El principal argumento del recurso de casación ante el Tribunal Supremo es la falta de la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica, que se omitió en el proyecto urbanístico del Estudio de Detalle (ED).

A nuestro entender, carece de toda justificación que se avale la falta de Evaluación Ambiental Estratégica amparándose en una sentencia del Tribunal Constitucional que se refiere a la constitucionalidad de una ley muy concreta de las Islas Canarias. En ese caso se establecía que no necesitan evaluación los Estudios de Detalle limitados a reordenar volúmenes que deriven, a su vez, de un instrumento de planeamiento que hubiera sido objeto de evaluación ambiental.

No creemos que se pueda aplicar este criterio porque, en el caso del Estudio de Detalle de la parcela de BAM, no se limita a reordenar volúmenes y, además, deriva de un plan que no fue objeto de evaluación ambiental (el PGOU de Bilbao de 1995).

Asimismo, la propia sentencia del TSJPV reconoce que la cuestión de que si los Estudios de Detalle exigen o no evaluación ambiental «es controvertida» y por ello exime de pagar costas a los demandantes.

Además, el criterio habitual de la Sala del TSJPV ha sido radicalmente distinto al mantenido en esta ocasión, ya que, hasta la fecha, la omisión del informe preceptivo y vinculante en materia de servidumbres aeronáuticas, ha supuesto la nulidad del Estudio de Detalle. Por ello, resulta cuanto menos sorprendente el pronunciamiento de la Sala, contrario al que venía sosteniendo hasta ahora.

Puedes ver el artículo original en la web de Ekologistak Martxan.

Ekologistak Martxanek Auzitegi Gorenera jo du EAEko Justizia Auzitegi Nagusiak BAMen lurzatiari buruz emandako epaiarekin

Ekologistak Martxan elkarteak, Abando Habitable auzo-plataformaren babesarekin, Auzitegi Gorenean helegitea aurkeztu du EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren epaiaren aurka. Epai horrek ontzat ematen zuen Bilboko udal-gobernuak (EAJ-PSE) Bam Irakasleen Unibertsitate Eskolaren lursailerako onartutako hirigintza-proiektua.

Epaiak ezetsi egiten du Bilboko Hiri Antolamenduko Plan Orokorra (HAPO) aldatzearen aurkako gure demanda. Aldaketa horrek Bilboko Gotzaindegiaren proiektua garatzea ahalbidetzen du. Bertan, Irakasle Eskola zaharraren (bam) eraikina eraistea eta lursail horretan Gotzaindegiaren eraikin bat eta Mutualiako klinika bat eraikitzea aurreikusten da.

Gure demandan salatzen genuen legez kanpokoa zela higiezinen espekulazio-proiektu honek ahalbidetzen duen lurzatiaren lurzoruaren erabilera aldatzea. Bilboko Udalak onartutako birkalifikazioak kendu egin zuen partzelak ordura arte zeukan irakaskuntza-erabilera esklusiboa, eta Bilboko Gotzaindegiari, partzelaren jabeari, hezkuntzakoaz bestelako ekipamendu-erabileretarako eraikin bat eraikitzeko aukera eman zion.

Gure iritziz, epai horrek ez du kontuan hartzen HAPOren aldaketan arbitrariotasuna eta motibaziorik eza, lurzati horren erabilerei dagokienez, eta lurzatiaren jabeak ez dio konpentsaziorik ematen Udalari. Konpentsazio horrek, legearen arabera, azalera osoaren% 6 berdeguneetarako eta espazio libreetarako gordetzera behartzen du, hiri-lurzoruan eraikitzen denean.

Auzitegi Gorenean aurkeztutako kasazio-errekurtsoaren argudio nagusia nahitaezko Ingurumen Ebaluazio Estrategikoa ez egitea da, zeina Xehetasun Azterlanaren (ED) hirigintza-proiektuan ez baitzen aipatu.

Gure ustez, ez du inolako justifikaziorik Kanariar Uharteetako lege oso zehatz baten konstituzionaltasunari buruzko Konstituzio Auzitegiaren epai batean oinarritzen den ingurumen-ebaluazio estrategikorik eza bermatzeko. Kasu horretan ezartzen zen ez dutela ebaluaziorik behar bolumenak berrantolatzera mugatutako xehetasun-azterlanek, horiek ingurumen-ebaluazioaren xede izango zen plangintza-tresna batetik eratortzen baitira.

Ez dugu uste irizpide hori aplikatu daitekeenik; izan ere, Bam lurzatiaren Xehetasun Azterlanaren kasuan, ez da bolumenak berrantolatzera mugatzen, eta, gainera, ingurumen-ebaluaziorik izan ez zuen plan batetik dator (1995eko Bilboko HAPO).

Halaber, EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren epaiak berak aitortzen du xehetasun-azterketek ingurumen-ebaluazioa eskatzen duten ala ez “eztabaidagarria” dela, eta, horregatik, demandatzaileei kostuak ordaintzetik salbuesten dituela.

Gainera, EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren Salaren ohiko irizpidea guztiz desberdina izan da oraingo honetan izan dugunarekin alderatuta; izan ere, orain arte zortasun aeronautikoen arloko nahitaezko txosten loteslea ez egiteak xehetasun-azterlana baliogabetzea ekarri du. Horregatik, gutxienez harrigarria da Salaren erabakia, orain arte ez bezala.

AMPA Cervantes en la Comisión de Salud del Parlamento Vasco

La AMPA Cervantes IGE Bilbao defendió en la comisión de Salud en el Parlamento Vasco, el 24 de marzo de 2021, el derecho a la salud de nuestros escolares ante el derribo de la escuela de Magisterio BAM que se encuentra a escasos metros de la escuela Cervantes.

Vídeo completo de la comparecencia.

Imágenes usadas en la presentación:

Un extracto de la intervención de Ekain Rico (PSOE) y la respuesta de la AMPA:

El Ayuntamiento de Bilbao debe aclarar inmediatamente si hay amianto en la escuela universitaria BAM

Retirada de material con amianto en el derribo de BAM
Retirada de material con amianto en el derribo de BAM aparece en el cronograma del estudio de impacto acústico.
Retirada de material con amianto en el derribo de BAM aparece en el cronograma del estudio de impacto acústico.

Los miembros de la asociación Abando Habitable queremos mostrar nuestra preocupación por la próxima demolición de la escuela universitaria BAM situada en nuestro barrio y la posibilidad de que exista amianto en el edificio. Por ello exigimos al Ayuntamiento de Bilbao que aclare inmediatamente si entre los materiales del inmueble figura esta sustancia cancerígena antes de aprobar la licencia de demolición, que está pendiente de ser aprobada por Asier Abaunza, concejal de obras y planificación urbana.

Hemos tenido conocimiento de que en el plan de trabajo que consta en el Estudio de Impacto Acústico de las obras de demolición del edificio, presentado el pasado mes de enero, se reservan unos días para, entre otros trabajos, proceder a retirar material con amianto.

Ello entra en contradicción con lo recogido en el proyecto de demolición del edificio, de junio de 2019, donde no se mencionaba la presencia de materiales de construcción que contengan amianto, al igual que en el estudio de gestión de residuos, donde además, se precisa que “no hay residuos peligrosos en esta obra”.

Es fundamental conocer si existe o no amianto porque su manipulación requiere de un tratamiento específico, debido al peligro que pueden generar las fibras de la que está formado, y que se liberan cuando el producto se rompe, lo que obliga a que su retirada deba ser realizada por empresas especializadas.

Desde la asociación consideramos necesario que el Ayuntamiento aclare con urgencia la existencia o no de amianto porque no puede obviar el riesgo que conlleva la manipulación de estos materiales. Este hecho ha sido obviado en los informes de las diferentes áreas municipales de Salud, a cargo de la concejala Yolanda Díez, y Medio Ambiente, Álvaro Pérez, ambos del grupo socialista. Consideramos que se tiene que tener especialmente en cuenta ya que tanto la escuela Cervantes como la Haurreskola se encuentran a pocos metros de donde se deberían realizar los trabajos de manipulación y retirada.

Además, en caso de que se confirme su presencia, debe ser cuantificado en el Estudio de Gestión de Residuos del Proyecto de Demolición del Edificio, así como especificar el proceso de retirada del amianto, la empresa que se encargará de realizar los trabajos y su coste.  

El Ayuntamiento debe tener constancia de la presencia de materiales de construcción que contienen amianto, para poder comprobar, tras la demolición del edificio, que se ha realizado una correcta gestión de los residuos y garantizar la seguridad de los trabajadores, el vecindario y toda la comunidad escolar de la escuela Cervantes. Es algo que no se puede ocultar.

Esta es una más de la incongruencias y errores que hemos detectado entre los documentos presentados por la constructora encargada de las obras y que se recogen en las alegaciones que hemos presentado al proyecto de demolición de la BAM y que el Ayuntamiento está obviando y ni siquiera ha considerado en sus informes.

Por todo ello, hemos solicitado al Ayuntamiento de Bilbao que emita un informe en relación a la presencia o no de amianto en el edificio, además de exigirle que deje de hacer oídos sordos y conteste a nuestras alegaciones.

Documentos mencionados

Abando Habitable denuncia que Ayuntamiento de Bilbao aprobará licencia de derribo de BAM plagada de errores y solicita reunión con Alcalde

En primer plano el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo el colegio público Cervantes.
En primer plano el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo el colegio público Cervantes.

La plataforma vecinal Abando Habitable, con el apoyo de la AMPA del colegio Cervantes IGE Bilbao, lleva meses planteando alegaciones al Ayuntamiento de Bilbao que ponen de manifiesto errores y contradicciones flagrantes en relación a la aprobación de las licencias de demolición y construcción en la parcela de la Escuela Universitaria de BAM. 

Ha solicitado una reunión de urgencia con el Alcalde Juanmari Aburto para tratar este tema antes de que la licencia de derribo sea finalmente aprobada. 

Esta mañana Abando Habitable ha tenido conocimiento de que el Subárea de Licencias y Obras del Ayuntamiento de Bilbao ha emitido un informe favorable (10 marzo 2020) para conceder la licencia de demolición en el que no se tienen en cuenta ni se consideran en lo más mínimo las alegaciones presentadas por las asociaciones. 

Los informes municipales dan por buenas las medidas correctoras presentadas por la constructora Urbas-Murias en el estudio de impacto acústico. La solución planteada para la necesaria y continuada ventilación de las aulas en tiempos de emergencia sanitaria por la pandemia es cesar las tareas ruidosas durante diez minutos cada hora, una medida insuficiente porque los expertos y los estudios científicos recomiendan una ventilación continua y mantener las ventanas abiertas todo el tiempo posible. 

El estudio de impacto acústico está plagado de errores e incoherencias que han sido pasados por alto por instancias municipales. Por ejemplo, que según el estudio de impacto acústico las obras van a durar 2 años y dos meses, pero según documentos presentados por el propio Obispado de Bilbao durarán unos 3 años y medio (!) haciendo un cáĺculo conservador. 

Las medidas correctoras propuestas por la constructora (uso de maquinaria menos pesada, menos horas al dia de obras, paro cada hora) no han afectado, sorprendentemente, al cálculo inicial de duración de las obras.

La licencia solamente está pendiente ya de la firma de Asier Abaunza, concejal de Urbanismo. Las áreas de Medio Ambiente y Salud, al cargo de los concejales Alfonso Gil y Yolanda Díez, tampoco han tenido en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas.

Como se indica en anteriores resoluciones del Ararteko (1139/2020/QC) «el Ararteko recuerda al Ayuntamiento de Bilbao la obligación de dar una respuesta expresa y motivada», por ello hemos vuelto a trasladar una queja al Ararteko y al Defensor del Pueblo.

Solicitamos al Ayuntamiento de Bilbao que responda y tenga en consideración las contradicciones que nuestros escritos ponen de manifiesto antes de aprobar la licencia. 

La plataforma vecinal ha solicitado una reunión de urgencia con el alcalde Juanmari Aburto para tratar todos los problemas detectados en la concesión de la licencia antes de que sea definitivamente aprobada.

Estas son los escritos presentados que no han recibido respuesta:

¿Qué hace la concejalía de Salud para defender la salud? (además de conceder entrevistas)

El pasado 26 de febrero presentamos por registro municipal el siguiente escrito dirigido a las áreas y subáreas de de Salud y Consumo, Medio Ambiente y Licencias en los expedientes de demolición 2019-038154, construcción 2019-042280 y en el expediente de Medio Ambiente 2019-039223, relativos a la solicitud de licencia de obras para la
demolición y construcción del edificio sito en Barrainkua nº2 y la construcción del proyecto obispal.

Expone:
En el periódico municipal BILBAO de diciembre de 2020, se publicó una entrevista a la Concejala de Salud y Consumo en el Ayuntamiento de Bilbao, Yolanda Díez, y a la pregunta de cómo van a contribuir para hacer frente a los efectos de la Covid-19, contestó: «Desde el Área de Salud y Consumo vamos a seguir con las labores de prevención y promoción de la salud pública» y «pondremos el foco en los barrios pero sobre todo en sus vecinas y vecinos? y es que la salud no es solamente ausencia de enfermedad. La salud la determina el lugar donde vivimos, las condiciones en las que vivimos y la manera de proyectar políticas donde vivimos» y también hay en marcha el primer Plan Municipal de Salud, «para conocer las necesidades de sus vecinos e identificar los agentes comunitarios que componen el barrio; colegios, centros de salud? y así conocer la situación de salud de la ciudad y sus determinantes».

Por otro lado, hemos tenido conocimiento del último informe de Medio Ambiente relativo al estudio de impacto acústico presentado por Murias en enero de 2021.

  • En el estudio de impacto acústico, siguen sin concretar el ruido que van a generar con las nuevas medidas correctoras y si éstas alargarán la duración de la obra, al limitar los tiempos de utilización de la maquinaria.
  • Siguen manteniendo los 10 minutos de ventilación cada hora en horario escolar, cuando la recomendación actual es mantener una ventilación continua con las ventanas abiertas durante todo el período lectivo.
  • Reconocen que no se cumplirán los objetivos de calidad acústica. ¿Cuál sería el hipotético límite que habría que soportar?
  • Y en el plan de vigilancia ambiental no especifican cuáles serían los límites.

En las conclusiones del informe de Medio Ambiente no han tenido en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas por la Asociación vecinal por un Abando habitable y AMPA Cervantes IGE Bilbao.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, no entendemos que la Concejala de Salud y Consumo hable de la promoción y prevención de la salud pública en los barrios y no se tenga en cuenta la solicitud de aplazamiento de derribo presentada en diciembre, debido al estado actual de la COVID-19.

Parece que la respuesta dada por la Concejala, no fue más que una labor de imagen y de quedar bien cara a la galería, sin ninguna intención de aplicar lo que se
estaba especificando en la entrevista.

Estamos hartos de que los políticos de este Consistorio digan palabras bonitas, pero cuando hay que tomar decisiones importantes miren para otro lado, como si no fuera a pasar nada.

No entendemos tampoco el informe de Medio Ambiente, tan superficial, sin valorar aspectos relevantes para el vecindario y escolares como el ruido, aumento de tráfico, contaminación acústica y ambiental? o que en el cronograma presentado por la constructora solamente aparezcan 3 de los 4 sótanos planeados.

Por lo tanto, volvemos a solicitar el aplazamiento de la licencia de derribo y construcción, en tanto no desaparezcan las circunstancias determinantes (COVID-19), y una valoración del estudio de impacto acústico y medio ambiental en profundidad, teniendo en cuenta la duración real de la obra y el ruido que tendrían que soportar el vecindario y los escolares, así como la contaminación ambiental que se produciría tanto en la demolición como en la construcción del nuevo edificio.

Esperando una respuesta clara.

¿Qué hacer si el ayuntamiento de Bilbao no contesta a las contradicciones flagrantes del estudio de impacto acústico?

El pasado 21 de febrero de 2021 la asociación vecinal Abando habitable y la AMPA del colegio Cervantes presentamos por registro en el Ayuntamiento de Bilbao el siguiente escrito ante la falta de respuesta municipal ante las alegaciones y escritos presentados sobre las obras de demolición y construcción:


Tras consultar los expedientes de derribo 2019-038154 y de construcción 2019-042280 el pasado 18 de febrero de 2021 hemos descubierto que existe un tercer expediente con número 2020-039223 que trata sobre los expedientes anteriormente citados.

En el informe fechado el 12 de febrero de 2021 de la subárea de medio ambiente firmado por el técnico Luis Miguel Maroto Arranz, el jefe de subárea Mikel Gonzalez Vara e Ignacio Alday, director de movilidad y sostenibilidad, se analiza el último estudio de impacto acústico de Ekolur presentado el 28 de enero de 2021 por la empresa constructora Murias encargada del derribo del edificio obispal. En él no se tienen en cuenta las múltiples observaciones y alegaciones presentadas por las asociaciones Abando Habitable y el AMPA Cervantes IGE Bilbao. La detallada documentación presentada no sólo no ha recibido respuesta por ningún área municipal, sino que no ha sido siquiera considerada en el informe que esta subárea de medio ambiente acaba de presentar.

Este es el listado de alegaciones presentadas que pueden consultarse en los expedientes 2019-038154 y 2019-042280 y que no han sido tenidas en cuenta:

Solicitamos

Por esa razón presentamos de nuevo en este expediente (2020-039223) toda la documentación reseñada y solicitamos que sea valorada e informada directamente por la subárea de medio ambiente, la subdirección de salud pública, el área de salud y consumo y el área de movilidad y sostenibilidad. 

La salud de la comunidad escolar y el vecindario está en juego en estos difíciles tiempos de emergencia sanitaria debida a la pandemia de COVID19. Parece que se está prestando exclusiva atención a la documentación presentada por la empresa constructora y dejando de lado lo presentado por el vecindario afectado.

Atentamente,
Asociación Abando Habitable y AMPA Cervantes IGE Bilbao.

El Ayuntamiento de Bilbao «deja de lado» las alegaciones de los vecinos de Abando al derribo de la BAM y el proyecto del Obispado

En primer plano el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo el colegio público Cervantes.

La AMPA del Colegio Cervantes y la asociación vecinal Abando Habitable queremos denunciar que el Ayuntamiento de Bilbao está dejando de lado las múltiples alegaciones presentadas al proyecto de demolición de la Escuela de Magisterio (BAM) y al de construcción en esa parcela de una sede de la Diócesis de Bilbao y una clínica de Mutualia.

En primer plano el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo el colegio público Cervantes.
En primer plano, el edificio recientemente renovado de la escuela de magisterio BAM que el obispado de Bilbao quiere demoler, al fondo, el colegio público Cervantes.

Por ahora, no hemos recibido contestación de ningún área municipal a nuestras observaciones y ni siquiera han sido consideradas en el último informe de la subárea de Medio Ambiente municipal. En ese informe, del 12 de febrero, se analiza el último estudio de impacto acústico presentado a finales de enero por la empresa constructora Murias, encargada de la demolición de la BAM, pero no se tienen en cuenta ninguna de las múltiples alegaciones presentadas por Abando Habitable y AMPA Cervantes.

Ese nuevo estudio de impacto acústico supone más de lo mismo, ya que no da solución a los problemas que acarrearían al vecindario de Abando y a la comunidad escolar del Colegio Cervantes las obras de derribo de la BAM y la posterior construcción del edificio de la Diócesis y de Mutualia. Para mayor gravedad, el informe sigue plagado de errores e incoherencias.

Desde diciembre hemos presentado diversas alegaciones. En la primera de ellas solicitamos el aplazamiento de las obras durante la pandemia, dada la afección para la salud de los escolares del colegio situado junto a la BAM, ya que no se podría ventilar adecuadamente las aulas, como aconseja la situación sanitaria por la COVID-19.

Posteriormente, también registramos por parte de Abando Habitable y la AMPA una serie de alegaciones al estudio de impacto acústico, porque consideramos insuficientes las medidas correctoras introducidas en el mismo.

En enero de este mismo año realizamos unas nuevas consideraciones al el estudio acústico, teniendo en cuenta la posible afección en las viviendas colindantes a la obra. Además, también se han presentado alegaciones al estudio de impacto acústico sobre el riesgo epidemiológico que supondrían las obras.

Ante esta actitud reprobable por parte del Consistorio y, una vez conocido el último estudio de impacto acústico y el informe municipal, hemos vuelto a remitir al ayuntamiento toda esta documentación para que se tenga en cuenta. La salud de la comunidad escolar y el vecindario está en juego en estos difíciles tiempos de emergencia sanitaria debida a la pandemia de la COVID-19.

No nos parece de recibo que el ayuntamiento esté prestando exclusiva atención a la documentación presentada por la empresa constructora y se deje completamente de lado lo presentado por el vecindario afectado.

Alegaciones presentadas sin respuesta