¿Podemos participar?

En Derio, tristes y solas.

—Oye, que han venido los de la asociación a sacarnos una foto…

—No sé qué tal habremos salido, hace tanto que no te veo…

—Yo a ti tampoco, ¿cuándo nos quitarán esto?

—No tengo ni idea, me pongo mala cada vez que pienso que llevamos casi dos años así.

—Con lo bien que estábamos en Bilbao, con la corona llena de pájaros, escuchando las historias que nos contaban, echo tanto de menos el barrio….

—Pues allí siguen, luchando como David contra Goliat.

—Tienen un mérito increíble.

—Y tienen razón, por eso siguen plantándole cara al gigante.

—Pero ya ves, tener razón no es garantía de nada, mira dónde nos han plantado a nosotras, cien años creciendo rodeadas de gente que nos quería y fíjate ahora, más solas que la una.

—Bueno, yo todavía tengo esperanzas.

—Ay, no sé, estamos en manos de gente a la que le importa un bledo el aire que respiramos, el ruido que haya, si hay árboles o cemento…

—Ya, pero mira, por el momento ya tienen dos juicios pendientes, no creas que está todo perdido.

—Eso es verdad, porque lo de la recalificación fue sólo para la sede esa que quiere hacer el obispado, pero lo de la clínica…

—Y el otro juicio es el que está en el Supremo, por lo del estudio de detalle, a ver si al final van a tener que cambiarlo todo…

—¿Te has enterado de lo del concurso de ideas?

—Claro que me he enterado, si he tenido la misma idea que tú…

—Eso seguro que no lo pueden hacer.

—Seguro seguro, no hay nada, ya ves que la parcela sigue vacía, con las prisas que tenían por empezar a construir…

—¿Pero tú crees que nosotras podemos participar en el concurso?

—Yo creo que con que les hagamos llegar nuestra idea…


Pásate a conocernos a continuar la conversación. Todos los jueves nos vemos en la esquina de Heros con Lersundi a las 17:00h.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.