Cita de los jueves: nuestro estado de alarma

¡Seguimos!

Paisaje para el alumnado y vecindario del barrio

Te esperamos todos los jueves, de 17 a 18 h, en el tramo peatonal de Lersundi que hay frente al colegio Cervantes. Si puedes, ven con una manzana verde. Queremos compartir nuestro estado de alarma ante algo que no debería estar ocurriendo. ¿Piensas que esto se ha acabado? Para nada, acércate y te lo contamos.

Ruido, polvo, un paisaje desolador. Eso te vas a encontrar. Es importante que lo veas y lo escuches, que respires el aire que respiran las niñas y niños del colegio Cervantes, las vecinas y vecinos del barrio de Abando, la gente de Bilbao.

La idea es estar un rato, intercambiar impresiones, compartir malestar, preocupación, energía, recoger propuestas, sumar. Esto es un sinsentido, pura prepotencia y un pelotazo en toda regla. Hay que seguir luchando, precisamente por eso. Cuestión de pensar en verde, en clave de salud en el más amplio sentido del término.

Cuando vengas, podemos sacarnos fotos mostrando la manzana. Así, semana a semana iremos incorporando aquí vuestras palabras, imágenes, lo que surja. Este jueves, el próximo, el siguiente… Ir viendo.

Después, ¡ya veremos!

Conseguida la paralización cautelar de las obras de instalación de andamios

LA DENUNCIA E INSISTENCIA DE LOS VECINOS AFECTADOS HA CONSEGUIDO QUE LA POLICÍA MUNICIPAL PARALICE DICHAS OBRAS HASTA QUE SE ACLARE LA SITUACIÓN

Ayer, miércoles 21 de julio, Murias ha instalado parcialmente el andamio para el que no ha dado permiso la comunidad de vecinos de Barrainkua 4. Su razonamiento es que al no apoyar en el patio de vecinos de Barrainkua 4 tenían derecho para instalarlo (porque sale con una ménsula desde su propiedad), pero no tienen en cuenta el derecho de vuelo de los vecinos. Cualquier propietario tiene derecho de suelo y de vuelo, y ese andamio viola ambos. El patio de vecinos de Barrainkua 4 está ahora inutilizado: no se puede usar porque aunque el andamio no apoya solamente está levantado apenas unos centímetros del suelo. Los operarios de Murias han invadido sin permiso reiteradas veces el patio para instalar el andamio.

Ese andamio especial construido en voladizo con ménsulas, además, no está en el proyecto de estructuras auxiliares presentado ante el Ayuntamiento. Esto es ni el proyecto de andamios en voladizo está aprobado por el Ayuntamiento ni los vecinos han dado su aprobación para instalarlo.

Los vecinos se han opuesto a la construcción del andamio cuando alcanzaba la altura de sus ventanas y un operario incluso ha llegado a poner la mano encima del vecino que se oponía.

La Policía Municipal a la que se ha denunciado la situación ha venido y levantado atestado pero no ha impedido que se siguiera la instalación del andamio esta mañana.

Por la tarde los vecinos han vuelto a llamar y la Policía Municipal ha vuelto a venir y ha paralizado las obras de instalación del andamio cautelarmente hasta que se aclare la situación. Murias tiene expresamente prohibido continuar con la instalación del andamio del patio de Barrainkua 4. Abando Habitable ha aportado toda la documentación del expediente de demolición y de la instalación de andamios a la Policía Municipal sobre la obra que la propia Murias no ha entregado.

Murias y Obispado presionan y amenazan a vecinos de parcela colindante por el derribo de BAM

El lunes por la tarde cayeron cascotes en el patio de los vecinos de Barrainkua 4.

Detrás de esta parte del derribo se encuentran las viviendas de Barrainkua 4.

Actualización 20.00h: En este hilo de Twitter te contamos lo que ha pasado hoy al final del día:

Construcciones Murias SA, la constructora que ejecuta el derribo y el proyecto del Obispado de Bilbao y Mutualia en la parcela de BAM, necesita de la aprobación de la comunidad de vecinos de Barrainkua 4, la parcela adyacente, para poner andamios en sus patios para facilitar la demolición. Unos andamios que inhabilitarían el uso de esos mismos patios durante las obras. Murias necesita, además, anclarse por debajo del edificio para contener las tierras cuando llegue el momento de la excavación.

A primeros de junio, Murias intentó un acuerdo rápido con los vecinos. El Obispado había esperado 2 años desde que solicitó la licencia de derribo en 2019 para intentar conseguir, en el último minuto y por la vía rápida, el permiso de los comunidad de propietarios. No lo consiguieron porque varios vecinos encontraron problemas en el acuerdo propuesto. La plataforma vecinal Abando Habitable, de hecho, ya había advertido de la falta de permiso vecinal en su recurso contra la licencia de derribo. 

A mediados de julio, Murias intentó de nuevo el acuerdo vecinal con una segunda propuesta, que incluía esta vez una contraprestación económica de 36.000€ por las molestias ocasionadas. Para ponerlo en contexto, el presupuesto de construcción del proyecto obispal es de 16,5 millones de euros (unos 19,5 millones contando los honorarios de los arquitectos), en una operación inmobiliaria de 30 millones de euros. 

Las negociaciones entre Murias y la comunidad de propietarios han tenido siempre de fondo la amenaza que se ha terminado haciendo realidad: si los vecinos no daban permiso iban a demoler igualmente sin andamios que los protegieran, y si hubiera daños por caída de cascotes ya se repararían. 

El ruido de la demolición y la presión de la constructora han estado aterrando a los vecinos. El edificio de estructura de madera de más de un siglo de antigüedad tiembla cada día desde las 8 de la mañana durante todo el horario laboral. Los temblores por el derribo infunden miedo en la comunidad de vecinos y los representantes de Murias dicen que si no ceden será peor. Con la presión de la demolición en marcha pensaban que conseguirían el acuerdo rápidamente, pero no fue así. Esta segunda propuesta tampoco fue aprobada. Poco después, este domingo, la constructora retiró su propuesta de pago económico.

El lunes por la tarde, por una operación con maquinaria pesada en la cubierta, cayeron cascotes en uno de los patios de Barrainkua 4 donde se tiende la ropa. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero podría haber habido un desenlace fatal. La constructora del obispado parece estar cumpliendo sus amenazas.

Los vecinos presentaron denuncia ante la policía municipal cuando se personó en el bloque de viviendas afectado y en la obra. El operario de la constructora que vino a retirar los cascotes dijo que a partir de ese momento se haría el derribo con mucho más cuidado. Un día después, el martes por la tarde, un fuerte golpe hizo temblar a todo el edificio de Barrainkua 4 con más fuerza que nunca, algunos vecinos salieron a la calle por miedo a lo que pudiera pasar.

Desde la asociación vecinal Abando Habitable exigimos que el Ayuntamiento haga un seguimiento exhaustivo de estas obras que desde mayo han encadenado varias ilegalidades y están poniendo en peligro la integridad de los vecinos. Recordemos que recientemente fueron las quejas vecinales las que demostraron que la grúa torre instalada de 45 metros carecía de la preceptiva licencia y tuvieron que parar las obras. A la grúa clandestina y caída de cascotes se suman otras denuncias como la de no respetar las paradas de 10 minutos establecidas en la licencia o el lanzamiento de escombros por las ventanas, que el área de urbanismo no ha considerado punibles, pese a haberse presentado denuncia con vídeo que lo demostraba.

Desde el Ayuntamiento se ha conformado una comisión de seguimiento de las obras en la que participa la constructora y diferentes áreas municipales, pero nada se sabe sobre el contenido de lo que se habla en esa comisión, a la que esta asociación vecinal no ha sido invitada.

El obispado se parapeta detrás de la constructora Murias y no asume su responsabilidad, como si no fuera la Diócesis de Bilbao la propietaria del edificio y la parcela, y quien ha contratado a la constructora. Además, el obispo Joseba Segura se niega a dialogar con los vecinos desde hace meses. 

Otros aspectos del acuerdo 

Hay cosas poco claras en los términos del acuerdo, como cuál es la propiedad del suelo y la promotora de la obra. Murias dice que son ellos, pero toda la documentación que consta en los expedientes municipales indica que el propietario es el obispado. Murias dice que tienen acuerdos privados constructora-obispado, pero que no puede mostrarlos. Es algo crucial a la hora de determinar la responsabilidad de los seguros y quién es el responsable último en caso de que haya que lamentar algún tipo de daños.

Plazo agotado: Abando Habitable solicita archivo de licencia de construcción, el Obispado no ha pagado

Desde la asociación vecinal Abando Habitable hemos solicitado oficialmente al Ayuntamiento de Bilbao que archive, como así establece la ley, el expediente de concesión de licencia de construcción para el edificio que planea construir al haberse pasado el plazo para presentar documentación y hacer frente a los pagos requeridos, 1,6 millones que el Obispado de Bilbao debe abonar. Más información.

Otros problemas de Murias: Erandio y juicio en la Audiencia Nacional 

El grupo financiero Urbas, que compró a Construcciones Murias hace un año cuando estaba a punto de quebrar, se encuentra actualmente en juicio oral en la Audiencia Nacional por irregularidades cometidas en la ampliación de capital de la empresa. Además, Murias se enfrenta también a otras protestas vecinales en Erandio por la cesión de unos terrenos municipales.


Consulta toda la documentación en el archivo de nuestra web https://abandohabitable.org/coleccion/expediente-demolicion/

Plazo agotado: Abando Habitable solicita archivo de licencia de construcción, Obispado no ha pagado

Documento con fecha 30 de octubre de 2020 que muestra el aviso de archivo en un plazo de seis meses. Descarga documento completo.

Desde la asociación vecinal Abando Habitable hemos solicitado oficialmente al Ayuntamiento de Bilbao que archive, como así establece la ley, el expediente de concesión de licencia de construcción para el edificio que planea construir la Diócesis de Bilbao en la parcela de la antigua universidad de magisterio BAM al haberse pasado el plazo para presentar documentación y hacer frente a los pagos requeridos, 1,6 millones que el Obispado de Bilbao debe abonar.

El Ayuntamiento de Bilbao comunicó al Obispado en julio de 2020, a fin de tramitar su petición de licencia de obras para la construcción de un edificio de oficinas y la clínica privada de Mutualia que era preciso que cumpliera con los requisitos y subsanase las deficiencias señaladas en el informe municipal, concediéndole un plazo de seis meses para subsanar tales deficiencias, con la advertencia de que, si no presentara tal documentación en el plazo señalado, se le entendería por desistido en el expediente, procediéndose a su archivo.

El pasado 16 de febrero de 2021 el Subárea de Secretaría técnica de servicios generales del área de obras, planificación urbana y proyectos estratégicos del consistorio emitió providencia en la que se indicaba que el plazo había transcurrido.

A día de hoy, 30 de junio de 2021, 11 meses después del primer aviso,, no constan en el expediente justificación de los requisitos exigidos ni del pago de las unidades de aprovechamiento necesarias para el proyecto pretendido.

Entre otras cuestiones el Obispado de Bilbao debe abonar unos 1,6 millones de euros: 1,3 millones en concepto de las plusvalías y 300.000 euros por los los avales de urbanización y gestión de residuos.

Hasta la fecha el gobierno municipal, y en especial Asier Abaunza, concejal del área de urbanismo, han hecho continuada referencia al cumplimiento de la ley. No archivar este expediente, como así han advertido las resoluciones administrativas e indica la ley, es una muestra de cómo el Ayuntamiento trata de modo especial al Obispado de Bilbao. 

Otras denuncias por las obras de derribo

En las últimas semanas la asociación Abando Habitable ha puesto de manifiesto que la acción ciudadana es imprescindible para vigilar el cumplimiento de la normativa. Gracias a la denuncia de esta asociación se ha abierto expediente sancionador a la constructora Murias SA por la instalación de una grúa clandestina en la parcela obispal sin la licencia correspondiente. Otras normas que la constructora ha incumplido y que han sido denunciadas, como el lanzamiento de escombros por las ventanas del edificio en demolición, no han tenido respuesta municipal de momento.


Abando Habitable ha publicado en su web todos los documentos de este expediente municipal sobre el pago de deberes previos de la licencia de construcción (n⁰ expediente municipal 2020-028195): https://abandohabitable.org/coleccion/deberes-previos/ 

Por sus obras los conoceréis

La instalación de la grúa sobre nuestro barrio de Abando, fue un duro golpe a nuestro estado del ánimo. Nunca tengo insomnio, pero me desperté a mitad de la noche y estuve más de una hora dándole vueltas al derribo.

La grúa anunciaba la inmimente demolición del antiguo colegio de las carmelitas, la destrucción de un edificio en perfecto estado y recientemente rehabilitado. No por menos prevista la demolición nos hacía menos daño. La demolición planificada por el Obispado y ejecutada por la constructora Murias estaba en marcha.

Me levanté con sueño y nervioso. Era viernes, tenía mucho trabajo que cerrar por delante, pero decidí dedicar la mañana a ver qué se podía hacer. Llamé al ayuntamiento a preguntar si el monstruo que había puesto sobre nuestras cabezas tenía permiso. Tras una larga llamada, desde el área de urbanismo me dijeron que en el registro municipal no constaba petición ni notificación alguna de instalación de la grúa. Avisé por el grupo de Whatsapp vecinal que bajaría a la una a llamar a la policía para denunciar. Por si alguien quería acompañarme.

Ya me estaba esperando Carmen en la esquina cuando llegué. El viento había girado la grúa y teníamos la punta justamente encima. Llamé a la policía municipal mirando hacia arriba.

Primera llamda. Ha aparecido una grúa en nuestro barrio y según me han informado por teléfono en el ayuntamiento, no tiene licencia para ello.

Carmen llamó poco después para denunciar que los del derribo habían instalado un andamio en su fachada sin permiso. Murias y Obispado, propietario de la parela, no han tenido la consideración de pedirlo. Los municipales estaban ahora avisados por partida doble. Los minutos pasaban y nadie aparecía. Volví a llamar para insistir.

Segunda llamada. No hay patrullas disponibles, pero que irán cuando estén libres.

Al poco se sumó otra Carmen al grupo. Tres ya éramos multitud en aquella acera. Si la grúa tuviera ojos nos vería bajo la pancarta con el NO AL DERRIBO en letras rojas del balcón del primer piso. Una vecina pasó con prisa por allí con su hijo, que no podía quedarse pero que nos apoyaba.

Kepa pasó al rato y nos preguntó arqueando las cejas ¿Qué? Aquí estamos, esperando a la policía. Subo a dejar la compra y bajo a acompañaros.

Tercera llamada. Las patrullas están ocupadas, que vendrán cuando puedan.

Se acercaba la hora de la comida y la segunda Carmen se tenía que ir. Le dio tiempo a contarnos que ella había estado también en la AMPA del Cervantes, como Marijose o como yo. Vasos comunicantes de actividad en el barrio, las asociaciones de familias del colegio público son a veces el motor del asociacionismo vecinal. Este es un ejemplo más.

Se fue Carmen y llegó Bego minutos después. O llegó antes de que se fuera, ya no recuerdo bien la secuencia de los hechos. Que no tienen derecho a cortar la acera sin avisar. Itziar también bajó a acompañarnos, retrasaba su salida al pueblo de fin de semana.

Cuarta llamada. Que me avisen por teléfono cuando vayan a venir, que no puede ser que nos hagan esperar tanto, que tenemos otras cosas que hacer.

Me escapé a la frutería antes de que me cerraran. Dejé al resto del grupo al cargo.

Al poco de volver Kepa se unió al grupo y ya éramos cinco en la acera bajo la grúa y la pancarta. Otras banderolas con las palmeras, ya muy gastadas, contra el proyecto obispal ondeaban al viento en otros balcones. Justo hablábamos de Javier y aparecío como si nos hubiera oído. Subió a dejar algo que había comprado y se unió al grupo. Ya éramos seis.

Llevábamos toda la semana que si había que llamar a la policía, que si no habían cumplido las condiciones de la licencia, cada cuál en la soledad de su vivienda. Llamadas en solitario. Llamadas que no llegan a ningún lado. Bueno, no. La semana anterior las Cármenes estuvieron una hora bajo la lluvia esperando a que viniera la policía. Nunca llegó. No íbamos a dejar que pasara lo mismo esta vez.

Quinta llamada. Ya llevsmos más de una hora esperando. Que cuando haya alguna patrulla disponible irán.

¿Por qué no vienen? ¿Podremos denunciar cuando vengan? ¿o hay que ir a la comisaría? ¿Se puede denuncia en la Ertzaintza? ¿les llamamos? Qué poco sabemos sobre cómo ejercitar nuestros derechos. Los tenemos poco entrenados. Hace falta tener mucho tiempo y ganas para pasar de la queja al cuello de la camisa, de la queja en el chat vecinal a la acción.

Quinta o sexta llamada. Ya perdimos la cuenta. Tuiteamos que llevamos una hora y media desde la primera llamada. A los pocos minutos llegó el coche patrulla.

Un agente se metió en la parcela de las obras y el otro se quedó fuera. Tenemos muchas cosas que denunciar: la grúa, el andamio sin permiso en la fachada y el corte de la acera bajo los andamios. Resulta que no se puede deunciar en la calle, que eso solamente es para temas penales. Que lo nuestro tiene que ser denunciado en la comisaría de Miribilla. Que ellos lo que van a hacer es emitir un informe de lo que vean.

Le contamos. Nos identificamos. Tomó nota. Hizo fotos. Salió el otro municipal a decirnos que los de dentro le había dicho que no necesitaban licencia para instalar la grúa, ya que estaban en su propiedad (!).

Me tuve que ir antes de que acabara la conversación. El hambre y los hijos no perdonaban. El resto del grupo siguió hablando con los agentes. Me contaron más tarde que les dijeron que la denuncia tenía que ser en el juzgado de guardia.

Estaba mucho más animado que cuando me levanté. En la calle, llamada a llamada, somos mucho más que dos.

Epílogo: Lo que empezó juntándonos en la calle acabó unos días después con la paralización de las obras al demostrarse que la grúa de 35 metros de altura era ilegal. Así acabó la historia:

El lunes siguiente fuimos a poner denuncia al juzgado de Guardia. No la aceptaron al no ser un tema penal. Nos recomendaon ir al servicio de atención a la víctima, que nos dijo algo similar, solamente vale para víctimas de delitos. Dos días después tras varias llamadas al área de urbanismo del ayuntamiento nos informan que la grúa está instalada sin la correspondiente licencia y que han ordenado parar los trabajos. Efectivamente se trataba de una grúa clandestina. Al no poder usar la grúa empezaron a tirar los escombros por las ventanas, algo expresamente prohibido en la licencia. Nueva llamada a la polícía. De nuevo no aceptan la denuncia… pero esa ya es otra historia. A día de hoy las obras están paradas.

Bilbao, 21 de junio de 2021.

Paralizan obras demolición por grúa clandestina

Paradas las obras de la grúa torre utilizada en el derribo de la BAM tras la denuncia de Abando Habitable al estar instalada sin autorización.

Al no poder usar la grúa la constructora Murias ha empezado a lanzar los escombros por la ventana, algo prohibido por la licencia de derribo.

Pedimos al Ayuntamiento de Bilbao que también sancione esta flagrante infracción

El Ayuntamiento de Bilbao ha decidido parar las obras que estaba realizando una grúa torre en el derribo de la antigua Escuela de Magisterio (BAM) tras la denuncia que hemos hecho desde la plataforma Abando Habitable, ya que estaba instalada sin la autorización precisa. 

La grúa torre tiene aproximadamente 35 metros de altura y está en la parcela de la BAM desde el día 10 de junio realizando diversos trabajos, pese a que en el proyecto de demolición del edificio no está prevista ninguna instalación de este tipo y se ha instalado y usado sin tener la licencia para ello. El propio Ayuntamiento nos reconoció al día siguiente que no consta autorización expresa para su instalación, por lo que desde nuestra Plataforma hemos registrado una queja oficial en el Consistorio.

Finalmente, el Ayuntamiento ha decidido parar las obras que estaba realizando esta grúa “clandestina”, lo que supone un reconocimiento expreso de que se estaba cometiendo una ilegalidad, que no es la única y nos tememos que no será la  última porque se están produciendo ya varios incumplimientos de las condiciones de la licencia de derribo de la BAM. La grúa torre, además, no cuenta con la autorización obligatoria de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como también hemos denunciado la asociación Abando Habitable ante el organismo estatal.

Como la constructora Murias tiene prohibido usar la grúa ha empezado en el día de ayer a lanzar los escombros por las ventanas, algo expresamente prohibido en la licencia y que añade un nuevo motivo para la paralización de las obras. También ha incumplido con la obligación de regar «los escombros con continuidad y de forma necesaria para evitar polvareda».

Vecinos de Abando consideramos que no es suficiente con esa paralización de las obras de la grúa y no se entendería que no hubiera una sanción ante esta flagrante infracción.

CAMPAÑA CUOTA SOCIOS 2021

En el mes de mayo se cumplen dos años desde que pusimos en marcha la asociación Abando Habitable, y toca renovar la cuota de socio.

Ha sido un año duro. A la despedida de nuestras palmeras al comienzo del curso en septiembre y a las dificultades que la pandemia nos ha puesto para mantener viva nuestra reivindicación entre los vecinos del barrio y el entorno del colegio Cervantes, se suma desde hace dos semanas el desalojo del antiguo BAM previo a las obras de derribo. Está siendo un camino difícil y de mucho trabajo. Sabemos, por que así nos lo transmitís algunos de vosotros, que hay cierto desánimo y sensación de que poco se puede hacer ya. Nada más lejos de la realidad: hemos conseguido retrasar casi dos años el derribo y todos y cada uno de los actores que protagonizan este esperpento urbanístico saben que no vamos a parar y que a cada paso del camino nos encontrarán peleando y haciendo todo lo posible por paralizarlo. 

A veces perdemos la perspectiva de todo lo realizado. Por eso, os adjuntamos una memoria de todas las actividades (ver PDF), trabajos y actuaciones que hemos realizado durante 2020. Os sorprenderéis al ver lo que, con el esfuerzo de todos, hemos sido capaces de poner en marcha. 

Una línea de actuación clave para la paralización de las obras de derribo y construcción del nuevo edificio planeado, es el del recurso tanto en vía administrativa como ante los tribunales de los distintos instrumentos y licencias urbanísticas necesarios para la consecución del pelotazo. Actualmente, estamos a la espera de la admisión por parte del Tribunal Supremo del Recurso de Casación que se presentó contra la sentencia del TSJPV por la que se desestimaba la demanda contra el Estudio de Detalle y contra la modificación del PGOU por la que se admitía otros usos equipamentales diferentes al educativo. Ésta, la judicial, es una vía larga y costosa, también desde la perspectiva económica. 

Por todo ello, por todo lo que aún nos queda por hacer, os pedimos un nuevo esfuerzo económico, con la renovación de la cuota. Además, cualquier donación adicional, sea cual sea la cantidad, es bienvenida. Y, por supuesto, como ya lo hemos hecho en otras ocasiones, os animamos a involucraros activamente en la asociación. ¡¡¡Toda ayuda es necesaria!!!

Os recordamos que la cuota asciende a 30€ anuales.

De cara a facilitar su abono, hemos incorporado nuevas formas de pago:

  1. Transferencia bancaria al número de cuenta que tiene Abando Habitable en Kutxabank: ES20 2095 0551 6191 1907 4721. (Kutxabank). ¡¡NO OLVIDÉIS PONER EL NOMBRE Y APELLIDOS!! y así poder identificar a quién pertenece la cuota.
  2. Bizum al número de teléfono de la asociación: 634 484 063.
  3. Pago con trajeta habilitado en nuestra página web. (Por cada 30€ nos cobran una comisión de 0,67€).
  4. En metálico
  • Secretaría de Cervantes: de lunes a viernes de 11:00 a 11:30h hasta finales del mes de junio.
  • En la cita de las fotos con la manzana verde: todos los jueves de 11:00 a 12:00h en la calle Heros esquina con Lersundi.

Para cualquier duda, consulta o cualquier otra cuestión a este respecto, no dudéis en poneros en contacto con la Asociación, vía telefónica  o whatsapp (634 484 063) o vía mail (info@abandohabitable.org).

Eskerrik asko danori!!

Pedimos paralizar las obras del derribo ante los primeros incumplimientos de la licencia aprobada

Obras de demolici´ón en marcha el 31 de mayo de 2021.

La asociación vecinal Abando Habitable y la AMPA Cervantes hemos presentado quejas ante el Ayuntamiento de Bilbao por los primeros incumplimientos en la condiciones impuestas en la licencia de derribo de la antigua Universidad de Magisterio (BAM), que deberían llevar al Consistorio a la paralización inmediata de estas obras.

En marzo de este año el área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos del Ayuntamiento de Bilbao concedió al Obispado de Bilbao y  Construcciones Murias la licencia de obras para la demolición del edificio de la BAM, situada en el barrio de Abando, junto al Colegio Cervantes.

Sin embargo, no se puede obviar que esa licencia está condicionada al estricto cumplimiento de las normas que regulan la materia y, sobre todo, a lo que en particular indican las medidas impuestas por el ayuntamiento. En mayo empezaron a realizarse ya algunas obras y, desde entonces, se han producido los primeros incumplimientos, tal y como nos temíamos.

En concreto, se han realizado catas sin avisar cuando en las condiciones de carácter general de la licencia se especifica textualmente que «en caso de apertura de catas se colocará un letrero indicando la empresa que las realiza y razón que las motiva».

Además, hemos detectado en algunos momentos, como el pasado 1 de junio, que las obras no paran a las horas en punto durante diez minutos como viene establecido. Dada la actual situación de pandemia, es preciso ventilar adecuadamente las aulas del Colegio Cervantes y, si ya era insuficiente cesar las obras solo durante diez minutos, resulta especialmente grave que ni siquiera se esté respetando esa condición establecida en la licencia.

El Ayuntamiento no puede permitir tareas ruidosas incumpliendo el horario aprobado, como está ocurriendo, por ello desde la AMPA Cervantes hemos solicitado tener acceso continuado a las mediciones de ruido del sonómetro instalado en la fachada del colegio con motivo de estas obras.

Asimismo, el estudio de impacto acústico considera oportuno informar a los vecinos de los bloques de viviendas más próximos a las obras «de cuándo se van a desarrollar estas fases, su duración y el horario concreto en el que vayan a tener lugar las tareas más ruidosas», algo que tampoco se ha cumplido en esta ocasión.

También se incluía en las condiciones que la licencia de obras debe hallarse siempre en el lugar donde se realicen, algo que no se está produciendo cuando, además, no cumplir este requisito es suficiente para la paralización inmediata de los trabajos.

Por todo ello, creemos que el área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos, que concedió la licencia, debería controlar el cumplimiento de las normas en las obras que se ejecutan, debido a la proximidad de los edificios de viviendas y de un centro escolar con alumnado vulnerable. En caso de incumplimiento, como está sucediendo de forma reiterada, debe paralizar las obras de forma inmediata. Los avisos a la policía municipal han sido infructuosos.

Esperamos que, en este caso, no se mantenga la “inacción” que viene mostrando la corporación municipal, que todavía no ha dado respuesta a los recursos de reposición que hemos presentado contra la concesión de la licencia de derribo.

Mientras, también esperamos que se constituya la prometida comisión de seguimiento de las obras entre ayuntamiento, CEIP Cervantes, constructora (Murias) y propiedad (Obispado), prometida para mayo y que aún no se ha conformado.
Todos los documentos del expediente de demolición están disponibles en nuestra web.

Obras y ruido en horario lectivo frente al CEIP Cervantes.

La manzana 31

Hace más de un siglo, los gestores de la planificación urbana de Bilbao proyectaron este plano enumerando las manzanas del Ensanche, que en su mayor parte estaba aún sin edificar.

Plano del Ensanche de Bilbao de 1924. Hemos indicado en verde la ubicación de la parcela de la antigua universidad de magisterio BAM, sin construir.

Casi cien años después, todas las manzanas que aparecen en este plano están ocupadas por edificios. En ese tiempo de acelerado crecimiento, los gestores municipales no se preguntaron por la necesidad de alternar el cemento con espacios verdes. Hasta hace relativamente pocos años no se hablaba de contaminación, de ciudades amables y de otras muchas consideraciones que hoy sí se tienen en cuenta en todos los países con cierto nivel de bienestar y cultura.

Entre las manzanas 20-21-22-24-25-26-29-30-31-32-35-36-37-38-45 no hay más que un espacio triangular, la Plaza de Jado (bajo la palabra «Colón» en el mapa), que contiene árboles para absorber la contaminación, un lugar para que las niñas y niños puedan jugar y bancos para que la vecindad pueda disfrutar y descansar al aire libre

Actualmente sólo hay una pequeña parcela sin construir (marcada en color verde en este plano). Se trata del patio de recreo de la antigua Escuela de Magisterio BAM, perteneciente a la Diócesis de Bilbao. Casualmente, ese espacio libre de edificaciones se encuentra frente al único Colegio Público del barrio de Abando que, por cierto, tiene unos espacios de recreo muy reducidos.

No hace falta que les expliquemos lo que está proyectado para ocupar esa parcela. Si el proyecto se ejecuta, ese pequeño espacio dentro de la antigua manzana 31 dejará de ser la última oportunidad de disfrutar de un parque de proximidad para el entorno vecinal y para las niñas y niños del Colegio Cervantes.

Estamos en un momento difícil de la Historia de la Humanidad. Esta pandemia está dañando en todos los frentes. Por favor, saquemos conclusiones inteligentes y con proyección de futuro. No pensemos solamente en los costes económicos, pensemos en algo más importante: Ayudar a salvaguardar la salud y el bienestar de la vecindad, una ciudadanía que ha depositado su confianza y sus impuestos en gestores que deben velar por el bien común.

Llevamos ya tres años pidiendo por todos los medios y a todos los estamentos gubernamentales, que se replanteen revertir los planes que, desafortunadamente, han devenido en la peor solución posible para ese trocito de verde. El trato que hemos recibido ha transitado entre el ninguneo y la negación de toda posibilidad de cambio de planes, incluyendo la falta de consideración sobre la salud del alumnado del Colegio vecino.

Ustedes firmaron en junio de 2018 un documento que decía: “Estamos ante un nuevo contexto de movilidad urbana donde el coche no tiene preferencia; cambio que abre un gran abanico de nuevas posibilidades de convivencia y disfrute y el descubrimiento de nuevos espacios y la posibilidad de interactuar entre la ciudadanía…”. Mientras decían esto, cambiaron la calificación del único terreno libre de Abando y están dispuestos a dar luz verde a la construcción de una Clínica que implica tráfico de ambulancias, visitas, etc. Y ello, en medio de tres de las calles más estrechas de la zona. Hay que leer el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y actuar en consecuencia. No vendamos una ciudad amable y atractiva sólo para que venga el turismo o el Tour de 2023.

Recuerden que la alcaldesa Careaga quiso derribar la Alhóndiga para construir casas. Gracias a la insistencia de la ciudadanía, hoy tenemos Azkuna Zentroa. Al igual que sucedió entonces, ahora se nos presenta la oportunidad de dejar a las siguientes generaciones una pequeña zona verde que ayude a combatir la contaminación, mejore el bienestar emocional y físico y la conciencia medioambiental de la ciudadanía. Todavía están a tiempo de revertir las cosas. Cualquier excusa es menos importante que el bien común.

Ekologistak Martxan recurre al Supremo la sentencia del TSJPV sobre la parcela de BAM

Propuesta de espacio verde de proximidad en el actual patio de la universidad BAM.

La asociación Ekologistak Martxan, con el apoyo de la plataforma vecinal Abando Habitable, ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia del TSJPV que daba por bueno el proyecto urbanístico aprobado por el gobierno municipal de Bilbao (PNV-PSE) para la parcela de la escuela universitaria de Magisterio BAM.

La sentencia desestima nuestra demanda contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Bilbao, que permite el desarrollo del proyecto del Obispado de Bilbao, en el que se contempla derribar el edificio de la antigua Escuela de Magisterio (BAM) y levantar en ese terreno un edificio del Obispado y una Clínica de Mutualia.

En nuestra demandaba denunciábamos la ilegalidad de la modificación del uso del suelo de la parcela que posibilita este proyecto inmobiliario especulativo. La recalificación aprobada por el Ayuntamiento de Bilbao eliminó el uso exclusivo docente que tenía hasta la fecha la parcela, permitiendo al Obispado de Bilbao, propietario de la parcela, construir un edificio de otros usos equipamentales diferentes al educativo.

En nuestra opinión, esa sentencia pasa por alto la arbitrariedad y falta de motivación en la modificación del PGOU respecto a los usos de esa parcela, y la falta de compensación por parte del propietario de la parcela al Ayuntamiento. Esa compensación obliga, de acuerdo a la ley, a reservar para zonas verdes y espacios libres el 6% de la superficie total cuando se construye en suelo urbano.

El principal argumento del recurso de casación ante el Tribunal Supremo es la falta de la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica, que se omitió en el proyecto urbanístico del Estudio de Detalle (ED).

A nuestro entender, carece de toda justificación que se avale la falta de Evaluación Ambiental Estratégica amparándose en una sentencia del Tribunal Constitucional que se refiere a la constitucionalidad de una ley muy concreta de las Islas Canarias. En ese caso se establecía que no necesitan evaluación los Estudios de Detalle limitados a reordenar volúmenes que deriven, a su vez, de un instrumento de planeamiento que hubiera sido objeto de evaluación ambiental.

No creemos que se pueda aplicar este criterio porque, en el caso del Estudio de Detalle de la parcela de BAM, no se limita a reordenar volúmenes y, además, deriva de un plan que no fue objeto de evaluación ambiental (el PGOU de Bilbao de 1995).

Asimismo, la propia sentencia del TSJPV reconoce que la cuestión de que si los Estudios de Detalle exigen o no evaluación ambiental «es controvertida» y por ello exime de pagar costas a los demandantes.

Además, el criterio habitual de la Sala del TSJPV ha sido radicalmente distinto al mantenido en esta ocasión, ya que, hasta la fecha, la omisión del informe preceptivo y vinculante en materia de servidumbres aeronáuticas, ha supuesto la nulidad del Estudio de Detalle. Por ello, resulta cuanto menos sorprendente el pronunciamiento de la Sala, contrario al que venía sosteniendo hasta ahora.

Puedes ver el artículo original en la web de Ekologistak Martxan.

Ekologistak Martxanek Auzitegi Gorenera jo du EAEko Justizia Auzitegi Nagusiak BAMen lurzatiari buruz emandako epaiarekin

Ekologistak Martxan elkarteak, Abando Habitable auzo-plataformaren babesarekin, Auzitegi Gorenean helegitea aurkeztu du EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren epaiaren aurka. Epai horrek ontzat ematen zuen Bilboko udal-gobernuak (EAJ-PSE) Bam Irakasleen Unibertsitate Eskolaren lursailerako onartutako hirigintza-proiektua.

Epaiak ezetsi egiten du Bilboko Hiri Antolamenduko Plan Orokorra (HAPO) aldatzearen aurkako gure demanda. Aldaketa horrek Bilboko Gotzaindegiaren proiektua garatzea ahalbidetzen du. Bertan, Irakasle Eskola zaharraren (bam) eraikina eraistea eta lursail horretan Gotzaindegiaren eraikin bat eta Mutualiako klinika bat eraikitzea aurreikusten da.

Gure demandan salatzen genuen legez kanpokoa zela higiezinen espekulazio-proiektu honek ahalbidetzen duen lurzatiaren lurzoruaren erabilera aldatzea. Bilboko Udalak onartutako birkalifikazioak kendu egin zuen partzelak ordura arte zeukan irakaskuntza-erabilera esklusiboa, eta Bilboko Gotzaindegiari, partzelaren jabeari, hezkuntzakoaz bestelako ekipamendu-erabileretarako eraikin bat eraikitzeko aukera eman zion.

Gure iritziz, epai horrek ez du kontuan hartzen HAPOren aldaketan arbitrariotasuna eta motibaziorik eza, lurzati horren erabilerei dagokienez, eta lurzatiaren jabeak ez dio konpentsaziorik ematen Udalari. Konpentsazio horrek, legearen arabera, azalera osoaren% 6 berdeguneetarako eta espazio libreetarako gordetzera behartzen du, hiri-lurzoruan eraikitzen denean.

Auzitegi Gorenean aurkeztutako kasazio-errekurtsoaren argudio nagusia nahitaezko Ingurumen Ebaluazio Estrategikoa ez egitea da, zeina Xehetasun Azterlanaren (ED) hirigintza-proiektuan ez baitzen aipatu.

Gure ustez, ez du inolako justifikaziorik Kanariar Uharteetako lege oso zehatz baten konstituzionaltasunari buruzko Konstituzio Auzitegiaren epai batean oinarritzen den ingurumen-ebaluazio estrategikorik eza bermatzeko. Kasu horretan ezartzen zen ez dutela ebaluaziorik behar bolumenak berrantolatzera mugatutako xehetasun-azterlanek, horiek ingurumen-ebaluazioaren xede izango zen plangintza-tresna batetik eratortzen baitira.

Ez dugu uste irizpide hori aplikatu daitekeenik; izan ere, Bam lurzatiaren Xehetasun Azterlanaren kasuan, ez da bolumenak berrantolatzera mugatzen, eta, gainera, ingurumen-ebaluaziorik izan ez zuen plan batetik dator (1995eko Bilboko HAPO).

Halaber, EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren epaiak berak aitortzen du xehetasun-azterketek ingurumen-ebaluazioa eskatzen duten ala ez “eztabaidagarria” dela, eta, horregatik, demandatzaileei kostuak ordaintzetik salbuesten dituela.

Gainera, EAEko Justizia Auzitegi Nagusiaren Salaren ohiko irizpidea guztiz desberdina izan da oraingo honetan izan dugunarekin alderatuta; izan ere, orain arte zortasun aeronautikoen arloko nahitaezko txosten loteslea ez egiteak xehetasun-azterlana baliogabetzea ekarri du. Horregatik, gutxienez harrigarria da Salaren erabakia, orain arte ez bezala.