Dos juicios, uno en el Supremo, hacen tambalearse la operación del Obispado, Murias y Mutualia

El solar abandonado con el colegio público al fondo.

Un contencioso administrativo y un recurso de casación aceptado por el Tribunal Supremo hacen tambalearse la operación inmobiliaria del Obispado, Murias y Mutualia en Bilbao

Vecinos del barrio de Abando recurren ante el juzgado la aprobación de la licencia de construcción en el solar de la Escuela de Magisterio BAM y el Tribunal Supremo admite un recurso contra el proyecto.

Bilbao, 3 de junio de 2022.

La asociación vecinal Abando Habitable ha interpuesto en los juzgados de lo contencioso-administrativo, un recurso contencioso administrativo contra la aprobación de la licencia de construcción del edificio que pretenden construir el Obispado de Bilbao y Mutualia en el solar que ocupaba la antigua Escuela de Magisterio BAM en Bilbao.

Se presenta el recurso porque se considera que se ha violado la motivación original que posibilitó la recalificación de la parcela. La memoria que recoge la motivación para cambiar el uso del suelo es legalmente vinculante y en ella se indica que se recalificaba el uso del suelo para que el obispado construyera su sede diocesana, no una clínica de Mutualia. Es este concepto jurídico de «memoria vinculante» el que posibilitó que, gracias a una sentencia del Tribunal Supremo, los vecinos de un barrio de Madrid, por ejemplo, recuperaran las viviendas que se les habían prometido.

En lo que respecta a la licencia de construcción, el Ayuntamiento volvió a pedir al Obispado una aclaración sobre la documentación presentada, esta vez para que explicara las “modificaciones sustanciales” del Proyecto de Ejecución presentado “con respecto al Proyecto Básico aprobado”, indicando que mientras tanto queda “radicalmente prohibido dar comienzo a la ejecución de las citadas obras”.

Además, en la nueva fachada del edificio, presentada por el Obispado ayer jueves 2 de junio, se aprecian cambios en el número de plantas respecto del Proyecto Básico. Modificaciones a sumar a las que ya detectó el ayuntamiento en planta baja y bajo rasante que motivaron la prohibición explícita de comenzar las obras. Obispado y Murias aún así han anunciado su intención de comenzar la excavación este verano. 

En la práctica, las obras del solar más famoso y polémico del barrio siguen paradas desde que se completó la demolición del edificio que albergaba la sede de BAM hace 7 meses. Cabe recordar que en mayo de 2019, Mutualia y Obispado de Bilbao anunciaron que el edificio estaría listo para diciembre de 2021.

El segundo frente judicial es precisamente el del Tribunal Supremo, donde ha sido recientemente aceptado el recurso de casación interpuesto por Ekologistak Martxan contra el Estudio de Detalle de la controvertida parcela. No es sencillo que un recurso sea aceptado por este alto tribunal, y menos en lo que respecta a temas urbanísticos, en la sección quinta de la sala de lo contencioso administrativo. La interposición de la casación ha sido presentada el 18 de mayo.

Las consecuencias de un fallo del Supremo anulando el Estudio de Detalle de BAM convertirían al proyecto y las obras en ilegales. El PGOU de Bilbao recientemente aprobada no «legaliza» la ordenación del Estudio de Detalle, porque, en lugar de dotar al ámbito de ordenación propia, se limita a decir que la ordenación de ese ámbito es la que resulta del Estudio de Detalle.

Con dos procesos judiciales en marcha, la situación para el desarrollo del solar no parece ser la más sólida, en un momento en el que, además, se están encareciendo las materias primas y la energía. Mientras, desde la asociación Abando Habitable, se ha organizado un concurso de ideas arquitectónicas y urbanísticas para proponer que en vez del edificio planeado se aproveche el solar para construir un parque y aprovechar como zona verde el último espacio libre que queda sin edificar en el barrio.

Participa en el cocurso de ideas. Ayúdanos a difundirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.