Vacío

A: ¿Tú ves lo que yo estoy viendo?

B: Sí, claro, estamos a la misma altura.

A: Me parece increíble que se hayan llevado todo.

B: No, si te fijas queda alguna manzana. Y si no me equivoco, en el estante de abajo aún hay cebollas.

A: Cebollas, sí.

B: Son tan humanos.

A: Tienen miedo.

B: Por eso piensan mal.

A: Pero nosotras también tenemos miedo.

B: No es lo mismo, aunque yo hoy me siento muy sola. Cada vez hay menos gente en la calle.

A: Es lo que tienen que hacer, quedarse en sus casas.

B: ¿Tú crees que se acordarán de nosotras?

A: Eso seguro.

B: Si lo piensas un poco, lo mismo hasta nos viene bien.

A: ¿Lo que está pasando?

B: Sí y no.

A: No te entiendo.

B: No me refiero al virus, a la enfermedad física que provoca, pero sí a cómo puede influir en la manera de pensar a partir de ahora. Fíjate en el consumo depredador, ya ves cómo han dejado el súper…

A: Bueno, esto es un poco parecido, el vacío que podría generar este pelotazo, quiero decir.

B: Sin pensar en los demás.

A: Amasar y amasar.

B: Para dejar al barrio sin este espacio, sin nosotras.

A: Y al cole sin luz.

B: No, si al final voy a tener razón…

A: No queda otra que esperar.

B: Menos mal que estás tú.

A: Me has leído el pensamiento.

B: Normal, casi un siglo juntas…


La cita de los jueves queda pospuesta indefinidamente.
Mientras, quédate en casa y ayuda a contener la propagación del COVID-19.

3 respuestas a «Vacío»

  1. Pienso parecido, si y no.
    Seguiremos! Seguro que alguien habrá que os recuerde y nos recuerde las batallas pendientes pospuestas.
    Mi aplauso también es para vosotras y toda la gente que se mueve para evitar el desenfreno especulativo.

  2. Hola!

    Soy una vecina de la zona de Abando y me gustaría saber si conocéis alguna organización vecinal que se esté encargando de tareas como realizar la compra de comida y medicamentos a personas en situación vulnerable por este área de la ciudad. He encontrado contactos para muchos otros barrios y municipios colindantes, pero ninguna en la zona de Abando. ¡Agradecería vuestra ayuda para encontrarla!

    De no existir, ¿podríamos organizar una? Yo misma me ofrezco voluntaria para encargarme de parte de la coordinación y para las tareas de compra/entrega. Mi disponibilidad es la que es (soy estudiante universitaria y estamos haciendo clases a distancia que me comen bastante tiempo durante la semana), pero mi tiempo libre puede ser más útil si lo pongo al servicio de quien lo necesita. Tomando precauciones, podemos con esto!!!

    Un saludo,
    Irene

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.